“Nouvelles de Colombie” reúne los cuentos traducidos al francés de los escritores colombianos Juan Gossaín, Juan Esteban Constaín, Juan Diego Mejía, Mauricio Vargas y Ricardo Silva… El escritor cubano Leonardo Padura fue nombrado hoy "Doctor honoris causa" por la Pontificia Universidad Católica del Perú… "En Blanco y Trocadero", una novela manuscrita que circuló clandestinamente en Cuba en los años 70 y que ahora ha sido publicada por Neo Club Ediciones, un sello del sur de la Florida… “Harry Potter”, la saga escrita por la británica J.K. Rowling cumple 20 años con siete tomos, 450 millones de ejemplares y ganancias de más de 22 mil millones de dólares por venta de libros, mercancía y películas…

15 de diciembre de 2012

Mi vida en la Santería 1: Durante una Misa de Investigación y Coronación Espiritual



1.
Mi esposa es Espiritista y yo muertero… bueno, eso somos entre otras cosas más… no es lo mismo aunque algunas personas suelan decir que sí… y durante algún tiempo comenzamos a crearnos cierto renombre que nos valió ser buscados para participar en Misas de Investigación y Coronación Espiritual… renombre que cortamos de tajo cuando decidimos que era hora de mandar todo al carajo…

Pero el tema aquí es que el haber participado en Misas de Investigación y Coronación Espiritual nos permitió vivir numerosas experiencias de las cuales creo que vale la pena compartir algunas, como la que describo a continuación …

2.
En alguna ocasión recibimos la llamada de un joven Santero*, hijo legítimo de Inle, quien amablemente nos solicitaba lo apoyáramos en una Misa de Investigación y Coronación Espiritual para una de sus ahijadas… aceptamos no sólo por la amistad que comenzaba a unirnos, sino también porque pese a que tenía menos edad que nosotros, su futuro en la religión era más que prometedor y siempre resultaba agradable convivir con religiosos que portaban en la lerí la virtud de la inteligencia y honestidad…

Por si fuera poco también asistiría una vieja Santera cubana (de hecho ella dirigiría la ceremonia), hija de Oshun y madrina del joven Santero, y de cuya convivencia religiosa con ella siempre quedaban impresionantes anécdotas y gran conocimiento…

3.
La cita era para un domingo al medio día, así que mi esposa y yo llegamos puntuales, casi al mismo tiempo que los demás Espiritistas que participarían en dicha ceremonia… obviamente todos íbamos vestidos de riguroso blanco…

Antes de entrar al departamento - que era propiamente el Ilé del Santero hijo de Inle - procedimos al despojo de las malas vibraciones y el alejamiento de entidades negativas que pudieran estar pegadas a nosotros, para lo cual se usó una mezcla de agua de colonia, pétalos de flores blancas, cascarilla y agua bendita… 


Entramos a una casa bastante sencilla pero de ambiente agradable y bastante lucificada, y tras los saludos y rigurosas presentaciones el padrino procedió a informarnos el motivo de la ceremonia: su ahijada tenía una relación sentimental “nueva”, pero su novio anterior había fallecido tiempo atrás, y siendo este en vida seguidor del satanismo, la música dark y las lecturas oscurantistas, su alma la atormentaba y la estaba inclinando a seguir no sólo sus pasos, sino que estos ya se podían apreciar en el momento en que ella ya se había pintado el cabello de colores chillantes, traía ya varios tatuajes y había comenzado a colocarse varios piercings en algunas partes ocultas de su cuerpo, así que la idea era que a través de la ceremonia se “hiciera hablar” a esa entidad para pedirle explicara qué deseaba cambio de alejarse de la joven…

(He de decir que a mi me extrañó que se optara por este tipo de alternativas cuando se trata de alejar a un muerto, pues para ello sería más fácil hacer un oparaldo, sin embargo, no era mi ahijada y en esos casos lo mejor es cerrar la boca)…

Posteriormente pasamos a darle de conocimiento a Eggun de la ceremonia que iba a realizarse, para después acomodarnos en sillas y sillones estratégicamente puestos de manera que la persona que iba a ser iniciada quedara sentada en otra silla y en medio de todos los espiritistas (un total de 9)…

Una vez que cada uno ocupamos nuestro luga, se nos entregó un librito con las oraciones y cantos que se entonarían para llamar a los desencarnados, una jícara con aguardiente endulzado con miel, un puro (habano) y un paquete de cerillos por si este se apagaba: la idea de este tipo de “ofrendas” es para que los muertos que acompañan a los Espiritistas se sientan atendidos y hablen con más soltura… en consecuencia y conforme iría transcurriendo la ceremonia, todos los participantes iríamos bebiendo y fumando conforme nuestro muerto o el propio Cuadro Espiritual lo requiera…

Finalmente el Santero hijo de Inle procedió a recordarnos las medidas mínimas de comportamiento durante una Misa de Investigación y Coronación Espiritual: si se desea participar explicando algo debíamos pedir primero permiso a todos los Espiritistas y al cuadro espiritual de los presentes, se nos solicitaba no usar malas palabras ni alzar la voz si se contaba con una opinión diferente a la que cualquiera de los presentes expresara, tampoco se podía interrumpir a nadie mientras estuviera hablando, si se deseaba pasar al sanitario (único motivo por el cual alguien podría ponerse de pie), debería dejar algún atributo de carácter religiosos sobre su silla para que ningún muerto llegara a ese lugar, sui alguno de los Espiritistas era montado por su muerto, la persona que estuviera a su lado derecho sería la encargada de asistirlo… y finalmente: a todos los que participaríamos se nos solicitó quitarnos elekes y cualquier otro atributo religioso, mientras que la gente que no participaría debería portarlos o solicitar cascarilla al padrino para rayarse el cuerpo…

Note algunas pequeñas variaciones (y omisiones) con respecto a las “reglas“ que se siguen en una ceremonia de este tipo, pero en lo general cumplían con todo el “protocolo” así que para lo faltante decidí estar simplemente en alerta…

4.
Todo lo que es el inicio de la ceremonia fue una parte rezos y en su mayoría cantos en donde se hace el llamado a los muertos del Cuadro espiritual de cada Espiritista y a su respectivo guía, lo que provocó que conforme estos iban “llegando” el ambiente se cargara – momentáneamente - de cierta tristeza al tiempo que la temperatura ambiente bajó considerablemente… se encendieron inciensos y se colocaron estratégicamente algunas veladoras para darle luz a estas entidades espirituales…
 
Mientras todo esto sucedía, obviamente, la joven fue sentada en medio de nosotros…


 Se esperaba que durante el tiempo que duraría la Misa de Investigación y Coronación Espiritual, alguno de los Espiritistas sería montado por su muerto o incluso por alguno de la persona que se está iniciando, pero…

Una vez terminada la llamada a los desencarnados, se procedió a otorgar la palabra a cualquiera de los Espiritistas que desee iniciar el ceremonial, la cual fue tomada por un Santero hijo de Eleggua bastante experimentado (fue demostrando), el cual comenzó a explicar algunos aspectos de las vidas pasadas de la joven…

A partir de ahí y durante tres horas más o menos, los asistentes estuvimos mencionando lo que cada uno de nuestros muertos “veía” con respecto a la joven, la cual en algún momento pidió también se le diera de beber aguardiente, según esto porque el espíritu de su expareja estaba tratando de “montarla”…

(Vale la pena mencionar que cuando realmente un espiritista está bien vinculado con su don y con su Cuadro espiritual, todo el aguardiente con miel que se beba o todo el tabaco que se fume no provoca estragos en la persona, ya que quien realmente los está consumiendo son sus respectivos muertos)…

Transcurridos varios minutos después de haber iniciado, la vieja Santera cubana se me quedó viendo y con seriedad me dijo con su típico acento matancero: “y qué, usted se va a quedal sentaldo echandlo tlago y humo o va a dejal que su muelto hable?”... así que no me quedó más remedio que participar…

Dentro de los comentarios que hice había uno que no quería manifestar, pero que mi muerto insistía en repetirme constantemente: la joven debía cuidarse de enfermedades venéreas pues era muy dada a la promiscuidad y corría el riesgo de contagiarse de alguna infección incurable… no quise decir más… pero esta situación fue aprovechada por otro Espiritista (un Santero hijo de Obatalá), para mencionar que eso era cierto y él sí que se dedicó a entrar en detalles pero más que nada cercanos a una especie de regaño …

El actual novio de la joven puso cara de desconcierto y sólo atinó a soltar un “con razón”… más a partir de ahí la sesión adquirió un cierto tono de confusión cuando la joven comenzó a sacudirse en espasmos y uno se los asistentes, Espiritista hijo de Shangó bastante novato, “avisó” que el alma del novio difunto la estaba montando… y esa advertencia nos hizo a los demás ponernos en alerta, no tanto por tener que enfrentar alguna situación violenta, porque en realidad es raro que un muerto montando llegue a la agresión física, sino porque algunos de los que estábamos ahí (quiero suponer que no sólo yo), estábamos en realidad viendo otra cosa…

Los comentarios de mi esposa cuando pidió la palabra - por única vez - fueron más o menos en el mismo sentido, aunque más que relacionado con infecciones, señaló el posible padecimiento de cáncer en la matriz…

5.
Cuando finalmente el muerto terminó de montarla, lo primero que hizo fue pedir más aguardiente, mismo que le fue servido en una jícara… posteriormente la vieja Santera Cubana hija de Oshun alzó la voz y en algo cercano a un grito, preguntó: “¿qué tú es lo que queles?”, lo que provocó que el muerto a través de la joven comenzara a insultarnos…


Y no pude evitarlo, pero sus agritos y posteriores amenazas provocaron que yo soltara una carcajada, lo que indujo no sólo que los demás Espiritistas me voltearan a ver desconcertados y el muerto, a través de la joven, se pusiera de pie violentamente e inclinándose pusiera su cara a escasos centímetros de la mía y me lanzara una nueva andanada de insultos… me volví a reír y acercando más mi cara a la del muerto/mujer, le dije tranquilamente: “no te tengo miedo”, lo que provocó que el cuerpo regresara a la silla…

Nuevamente la vieja Santera gritó: “¿qué tú quieles pala que lejes en paz a estla joven?”, a lo que el muerto/mujer respondiera que por el momento más aguardiente y un habano, mismos que le fueron entregados…

Todos permanecimos en silencio mientras el muerto/mujer bebía y fumaba, hasta que el Espiritista hijo de Eleggua le cuestionó de nuevo qué iba a pedir para alejarse de la joven, lo que dio pie a un intercambio de comentarios, algunos  burlones de parte del muerto, mientras los demás Espiritistas le respondían con frases que más bien sonaban a reclamos…

Después de unos diez minutos de mutuos reproches el muerto/mujer advirtió que no pensaba dejarla en paz, lo que provocó que el Espiritista hijo de Obatalá le advirtiera: “o te vas por la buena o por la mala”, lo que provocó que él recibiera como respuesta: “no me voy porque ella no quiere que la deje… me quedaré eternamente a su lado porque es mía”...

Y yo no pude evitar de nuevo una carcajada, lo que provocó que mi esposa me tocara sutilmente la pierna para darme a entender que guardara mis burlas… y entonces el muerto/mujer se levantó de nuevo violentamente, tiró la silla donde esta sentada y en el movimiento volteó patas arriba una pequeña mesa que se encontraba a lado del padrino de la joven… el Espiritista hijo de Eleggua tomó una cascarilla, se rayó las manos con ella y poniendo una mano sobre la cabeza de la joven le obligó con un discreto empujón a sentarse de nuevo en la silla al tiempo que le “exigía” a gritos al muerto saliera del cuerpo…

Hice un par de comentarios más hasta que en algún momento el muerto “se fue” y ella se quedó en algo parecido a un desfallecimiento, más yo noté algo más extraño: la vieja Santera cubana estaba bastante molesta y fumando su puro con coraje… dos Espiritistas se acercaron a la joven y trataron de reanimarla al tiempo que ella pedía que terminaran de hablar con el muerto y para ello comenzó primero a pedir y después a exigir más aguardiente…

El Santero hijo de Inle decidió que era mejor terminar con la ceremonia, que en realidad había quedado más que incompleta, al tiempo que su ahijada pedía más aguardiente porque, insistía, ya no quería dejar nada pendiente con el muerto… se le dijo que era suficiente por ese día, pero entonces comenzó a exigir a gritos que se le diera la bebida al tiempo que se ponía de pie y tratando de alcanzar una botella de aguardiente comenzó a gritar que el muerto estaba dentro de ella y que si querían que hablara y dijera lo que deseaban, se le diera más licor…

En el forcejeo ella y dos Espiritistas más cayeron al piso mientras que de nuevo el muerto/mujer manoteaba diciendo que nos iba a matar a todos “con sus poderes”, más en ese momento la vieja Santera se puso de pie y con coraje hundió la brasa de su puro en la cintura de la joven, misma que empezó a gritar reclamando: “por qué me queman?, por qué me lastiman?”…



La Santera hija de Oshun comenzó a gritar: “esto es fazenda… esto es pula fazenda” y exigió al novio y al Padrino la metieran a la ducha y la mojaran con agua fría con todo y ropa… se la llevaron mientras ella seguía manoteando, la hija de Oshun reiteraba furiosa que todo era pura fazenda mientras yo me reía discretamente…

6.
Seguí dándole traguitos a mi jícara llena de ron y le pedí a mi esposa su puro, pues el mío se había terminado… la vieja Santera cubana se me quedó viendo en algo cercano a un reproche, a lo que le dije: “es para mi muerto, me lo está pidiendo” (y lo cual era cierto), más era tanto su enojo que ya no agregó nada… durante unos 20 minutos todos intercambiamos opiniones en general sobre temas de religión, pero nadie abordó la cuestión “espiritista” que habíamos presenciado…

Finalmente, el novio de la joven salió de una de las recámaras del departamento y en un tono y con una actitud tan llenas de seriedad (mismos que de pronto me hicieron sentir como si estuviéramos en la sala de espera de un hospital esperando la llegada de un médico para darnos alguna buena noticia), nos dijo: “ya está más tranquila”, frase que realmente a nadie de los que estábamos ahí presentes le importó…

Posteriormente salió el padrino y dijo que esperáramos algunos minutos en lo que él preparaba los alimentos para que comiéramos, momento que aproveché para comentarles que mi esposa y yo nos retirábamos para atender otro compromiso religioso, situación que a su vez provocó que la vieja Santera cubana nos fulminara con la mirada… algo que tampoco me importó: nos despedimos con el rigor religioso que ameritaba…

7.
En realidad el compromiso que tenía era invitar a mi esposa a cenar… y curiosamente camino al restaurant no comentamos nada sobre lo que habíamos presenciado, lo más importante en ese momento es que teníamos hambre…

*He decidido omitir los nombres de las personas aquí mencionadas para respetar su privacidad…

6 comentarios:

Dabreu dijo...

Hermano mayor, ciertamente durante el desarrollo de una ceremonia espiritual o misa, se ve de todo un poco, lo que deja en entre dicho el deber ser de todo espiritista..y por si fuera poco las mentinras en supuestas montas de entidades.

Raymer Ramirez dijo...

Interesante relato, pero como dijo usted al comienzo, eso era cuestion de hacerle un paraldo. Pienso que la joven en algún momento estaba como decimos en Venezuela "plataneando" osea jodiendo a todos con que tenia el muerto montado cuando realmente no lo estaba. Saludos

Anónimo dijo...

Hola amigo, quisiera ponerme en contacto con usted, usted tiene un correo o facebook?

ujule rachid dijo...

la buena noche...... https://www.facebook.com/basurerodealmas y ujule.rachid@gmail.com... saludos...

Anónimo dijo...

Hola, unos familiares, estan entrando en estos temas y estoy preocupada, puede han hexo una misa de estas y ahora les dicen que tienen que hacerse ahijada del santero pq esta muy mal.

ujule rachid dijo...

anónmo: tienes motivos para estar preocupada si a tus familiares la vida les ha empezado a ir mal... ya en algún texto expliqué que si quien no tiene camino en su destino para meterse a estas prácticas lo hace, puede convertir su vida en un infierno... por ello es recomendable hacerse antes toda una investigación, con una persona seria, que puede tardar hasta un año para dar una respuesta convincente... sin embargo no comentas por qué deben "iniciarse", pero leyéndote textual: "ahora les dicen que tienen que hacerse ahijada del santero pq esta muy mal", me queda claro que a tus familiares sólo quieren sacarles dinero...