Dos días después de aplicarse la eutanasia a la francesa Anne Bert, se publica “Le tout dernier été”, libro donde narra su experiencia con la esclerosis… Apoyado por una mañosa campaña de publicidad, el escritor español Fernando Aramburu gana el Premio Nacional de Narrativa 2017 por su novela “Patria”… El colombiano Luis Miguel Rivas presenta “Era más grande el muerto”, novela ubicada en los años 80 y 90, cuando Pablo Escobar ridiculizó al Gobierno… 23 narradores de España y América celebran el centenario de Juan Rulfo con el libro "Rulfo, cien años después"… El premio Nobel de Literatura decepciona de nuevo: gana Kazuo Ishiguro, un escritor británico de corta producción literaria…

11 de abril de 2013

Mi vida en la Santería 6: Ya dejé la religión


1.
La tarde ya había avanzado y el frío invernal comenzaba a dejarse sentir en la sala de mi casa…

Marqué el número y el teléfono sonó 6 veces antes de que mi amigo tomara la llamada… era ya finales de diciembre y le llamé para saludarlo y desearle las consabidas felices fiestas… conversamos un rato de cuestiones generales hasta que le pregunté cómo iban sus asuntos y la relación con su nueva pareja y sin más me dijo que la parte de sus negocios iba mal…

- tengo cuatro autos detenidos porque no me han llegado compradores…
- es que es fin de año y ahora la gente ya no suele invertir en nada, prefiere largarse de vacaciones para escapar de la ciudad – le dije – aparte de que en general a este país se lo está cargando el carajo... así que dinero no hay mucho…
- pues sí – respondió no muy convencido…
- pero no te preocupes, puedes hacer la siguiente obra con Eleggua y verás que pronto reactivas tu ventas: agarras 5 tipos de granos de maíz diferentes, los vas a tostar y…
- ya dejé la religión – me interrumpió con cierta firmeza - no quiero saber nada de la Santería…
- te entiendo – le dije tras quedarme callado unos instantes…
- y también le di camino a mis Orishas… bueno, más bien a mis Guerreros...
- te entiendo - repetí sin pretender ahondar en el tema…
- y yo quería que tú fueras mi padrino – dijo alzando un poco la voz, a manera de reclamo, pero sin realmente gritar…
- bien sabes que no podía: soy Santero, no Babalowo – le reiteré lo que ya meses antes le había explicado…

2.
- sabes, me encontré un amigo que tenía muchos años de no ver – continuó él con la conversación – es abogado y le va muy bien…
- y...?
- resulta que estuvimos recordando viejos tiempos hasta que me dijo que ya se había jurado como Babalowo – y agregó – por cierto se llama igual que nuestro amigo XXXXX…
- examigo – le dije y me reí…
- sí, ese Babalowo ya es nuestro examigo – agregó…
- la mayoría de las personas que llevé con él durante todos estos años para que los atendiera ya lo han abandonado – expliqué y después de dudar, agregué – pero curiosamente aparte de alejarse de su casa religiosa, han dejado ya la religión…
- yo le llamé por teléfono para cobrarle lo que me pidió prestado… y como siempre no me tomó la llamada…
- te dije que no le cobraras – comenté a manera de regaño y haciendo referencia a que en su momento me platicó del préstamo de dinero que le hizo y a su vez a mi comentario de que lo diera por perdido…
- sí, pero es que me quedé sin dinero… me acordé de esa plata, me dio coraje y por eso le llamé – se justificó…
- no tuvo caso – le respondí con ese tono de paciencia que suelo usar cuando la gente no me hace caso al primer consejo - y al final supongo quedaste más enojado…
- pues sí – aceptó – pero bueno: los dos ya sabemos cómo es este tipo…
- por lo mismo que tú, yo y muchos más lo sabemos te propongo que ya ni lo volvamos a mencionar – le sugerí sanamente – que cada quien le entregue a Orunmila cuentas de su comportamiento…
- tienes razón – respondió y también agregó – estoy totalmente de acuerdo contigo: de lo que me haya robado, como me dijiste en nuestra anterior llamada, que le responda a Olofi…
- y te piensas atender con tu amigo que se hizo Babalowo? – le solté a bocajarro cambiándole el tema – el abogado…
- noooooo – soltó de inmediato – de hecho “me quedo contigo”…
- gracias – le dije un tanto sorprendido…
- sí, porque si antes no podías ser mi padrino en la religión, puedes serlo en otras cosas – señaló – así que en lugar de mandarme obras de Santo me puedes recomendar cosas de espiritualismo y eso que también manejas…
- eso sí – le dije entre risas y procedí a mandarle unos sencillos baños para abrirle camino en sus negocios…


3.
- y cómo va lo de tu nueva novia?
- muuuuy bien – respondió entusiasmado - fue increíble que todo lo que me dijo tu esposa se cumplió al pie de la letra… impresionante por la exactitud… eso del Tarot y la Astrología es increíble y tienen mucha similitud con lo que te pueden decir en un registro o en un Itá…
- me da gusto, principalmente por ti – le dije, y agregué – pero… bueno: Orunmila es Orunmila… y él sabe lo que dice…
- por eso mismo – insistió en el tema – él me dijo lo mismo que me explicó tu esposa… pero con ella ya me quedó muy claro…

Y así seguimos conversando un rato más hasta que sin más me preguntó: “si van a ir tu esposa y tú a mi boda, verdad?”…

4.
Cuando finalmente colgamos nuestros respectivos teléfonos, la noche había caído completamente… me quedé sentado en el sillón con cara pensativa mientras veía las intermitentes luces de colores del árbolito de navidad…

Mi esposa, que pasaba en ese momento por la sala, se me quedó viendo durante algunos instantes y finalmente preguntó:

- todo bien con tu amigo?
- sí – le dije…
- no te escucho muy convencido de tu “sí” – me dijo sabiamente como la gran observadora que es de mis estados de ánimo
- sí, todo bien… nomás que ya dejó la religión: se deshizo de sus cosas, ya no quiere saber nada de XXXXX y ahora quiere que yo lo atienda como Curandero…
- y?
- le dije que sí, que no había problema…
- y entonces? – me inquirió…
- bueeeeh, otro más que deja la religión – me reí y agregué – entre Santeros y los Babalowos te veas…
- tan buena persona tu amigo – dijo – gente de bien…
- pues sí – respondí – pero en esto de las religiones de origen afro-caribeño en mexiquito da la impresión de que hay algo así como un virus mortal… o pareciera que están padeciendo una especie de peste a la que todo mundo le está huyendo… a veces pienso que si hiciéramos estadísticas al año es más la gente que le da camino a sus atributos religiosos y huye despavorida de sus padrinos con respecto a las que se hace iniciaciones de dudosa calidad
- por eso creo que hizo lo correcto: con ese tipo de padrinos no se debe salir ni a la esquina…
- pues sí – repetí y me reí de nuevo...
- y de qué te sigues riendo con tantas ganas? – me preguntó mi esposa divertida…
- me acordé de unas estadísticas oficiales que señalan que al año en mexiquito hay más divorcios que matrimonios... y eso que no registran a las parejas que se separan pero que nunca realizan sus trámites de anulación… así ha de ser con las personas que entran y salen de la religión – reiteré y una vez más me reí…

No hay comentarios: