“Nouvelles de Colombie” reúne los cuentos traducidos al francés de los escritores colombianos Juan Gossaín, Juan Esteban Constaín, Juan Diego Mejía, Mauricio Vargas y Ricardo Silva… El escritor cubano Leonardo Padura fue nombrado hoy "Doctor honoris causa" por la Pontificia Universidad Católica del Perú… "En Blanco y Trocadero", una novela manuscrita que circuló clandestinamente en Cuba en los años 70 y que ahora ha sido publicada por Neo Club Ediciones, un sello del sur de la Florida… “Harry Potter”, la saga escrita por la británica J.K. Rowling cumple 20 años con siete tomos, 450 millones de ejemplares y ganancias de más de 22 mil millones de dólares por venta de libros, mercancía y películas…

2 de noviembre de 2013

Bobby Liebling y las verdades de Last days here

en memoria de mi hermano alejandro, 
cuyo asesinato sigue impune... 
to ibae bayen...

 1.
No podemos negar que el documental “Searching for sugar man” es engañoso, porque de entrada el objetivo de presentar cómo se realizó la investigación para localizar a Sixto Rodríguez, nació con un previsible final feliz desde las primeras (y bellas panorámicas) escenas…

Sin embargo, esa tendencia la ratificaron aquellos cinéfilos que llegaron a una sala de cine, y tras terminar la proyección, salieron con la certeza de que se le había hecho justicia a un músico, sin importar realmente si había motivos para buscarlo y encontrarlo: así que quienes vieron el film salieron a comprar sus discos y como buena moda, ahora se declaran “fans” acérrimos de él…

Por si fuera poco a la gente le gusta que toda historia tenga un final feliz, y el retrato de la vida actual de Sixto Rodríguez “cumple” con ese fin… por ello es que cuando se generan búsquedas sinceras para dar a conocer lo que es vivir en el infierno sin tener la certeza de que se podrá escapar de él, la respuesta del público suele ser ambigua… y sin embargo, se han conseguido grandes testimonios, como es el caso de esa obra de arte llamada “Last days here,” sobre la que mismísimo Eddie Trunk reconoce que lo dejó impresionado…

2.
Sobre el documental “Last days here”, dirigido por Demian Fenton y Don Argott, ya se ha escrito mucho en la web, así que me limitaré a decir que en éste se da seguimiento (durante tres años continuos), a la vida de Bobby Liebling (cantante de la banda de rock llamada Pentagram), el cual gracias a su manager y amigo Sean Pelletier, recibe el reto de dejar de vivir en el sótano de la casa de sus padres, abandonar por completo su compulsivo consumo de drogas duras, mejorar su salud, reunir a los integrantes originales del grupo que aún vivan y grabar nuevo material para el sello discográfico de Phil Anselmo…

3.
Este testimonio ha recibido buenas críticas por mostrar la decadencia de un hombre que pudo haber tenido otro tipo de vida y que tiene ante sí la oportunidad de hacerla esta vez realidad, por lo que fue premiado Premio Beefeater In-Edit al “mejor documental musical internacional” en su edición 2011, ya que el jurado opinó que es:
"Una película que refleja el espíritu del festival, y reafirma nuestra opinión de que uno de los mayores potenciales (…) es sorprendernos y trasladarnos a lugares inesperados, verdaderamente más extraños que la ficción. Si no existieran, habría sido imposible inventarse a estos personajes increíbles, llenos de humanidad salvaje y fantasías de rock'n'roll surrealista. Por encima de todo, sin embargo, la película trata sobre últimas oportunidades y la búsqueda de algo o alguien en lo que creer"…

4.
Desde las primeras escenas se nos muestra a un Bobby Liebling inexpresivo, con la mirada perdida e hilando con dificultad ideas… fumando permanentemente crack… con movimientos torpes, despeinado y haciendo un breve resumen de lo que no fue su vida, mientras muestra ropa comprada por allá en el año de 1967 y que no usaba, pues cómo el mismo dice:
Las guardé para cuando triunfara y como eso nunca pasó, las guardé una eternidad*…

Actitudes ocultisas

Con ello se podría pensar que el desafío que tiene el cantante de dejar las drogas es inmenso… pero realmente todo el film se resume a un incierto ejemplo de superación personal?… 

5.
A lo largo del testimonio fílmico se dan pequeñas pistas de un trasfondo que tiene que ver con el propio concepto del grupo (no por nada ambos directores son músicos y están vinculados a géneros musicales obscuros como el trash, el doom el black metal y obviamente el stoner, estilo que es el que practica Pentagram), pero a su vez con algunas actitudes de Bobby Liebling vinculadas al ocultismo sobre las que no se habla abiertamente, pero de las que se dan importantes pistas y guiños…

6.
Conforme transcurre el documental uno se pregunta: realmente el hundimiento moral y espiritual del cantante tiene que ver con su excesivo consumo de drogas… o por algún oscuro pacto que él se negó a cumplir?... veamos las señales que se dan en este sentido…

7.
En la primera conversación que Bobby Liebling mantiene con su manager y amigo Sean Pelletier, acerca de volver a grabar un disco bajo el nombre de la banda, el cantante le dice a manera de respuesta:
Sabes lo que quiero hacer? Quiero vivir. Quiero vivir un poco. Quiero vivir, ya no quiero morir…

Posteriormente agrega:
Estoy cansado de no ser yo, de rendirme y salir corriendo…

En una interesante anécdota, en el documental se recrea la audición que originalmente iba a tener Pentagram ante Paul Stanley y Gene Simons para una posible grabación patrocinada por las estrellas de rock… más esta sesión resulta un fiasco… más los integrantes de Kiss se dan el lujo de hacer una esotérica observación:
Su nombre es Pentagram y ustedes sólo son cuatro

Murray Krugman (productor de los primeros y más exitosos discos de Blue Öyster Cult), viendo un futuro prometedor les iba a producir un demo que podrían presentar ante las discográficas, sin embargo, su caótico encuentro se convierte en otra oportunidad que Pentagram dejó ir por la ilógica y posesionada actitud de un insultante Bobby…

En ocasiones el cantante pareciera hablar para sí mismo, acerca de situaciones que hacen referencia a verdades veladas, pero en su cabeza sabe realmente qué sucede alrededor de su vida… por ejemplo: camino al hospital donde será atendido de sus problemas en la piel, señala ambiguamente:
Me pone rabioso. Me confunde. Probablemente porque esta consumiendo mis órganos, lloro toda la noche y le pido a Dios que me lleve…

Ya internado su amigo JB Beverly da una buena pista de qué es lo que realmente tortura el alma del vocalista:
… el suicidio sería la tercera solución… Bobby sería el primero en decir, hace años, que hizo ese pacto con el Diablo. Que vendió su alma y que lucha con garras y dientes para recuperarla, un pedazo a la vez...

También de forma imprecisa y mientras Bobby Liebling está encamado en el hospital, él mismo comenta:
Me siento cómodo en estos lugares, más que en casa. Me gustan los hospitales. Es morboso pero me gustan los hospitales…

Luchando por su vida

En otro registro fílmico un pequeño incendio comienza en la cocina de la casa de los padres del cantante, en el momento en que está terminando de hacer una mudanza, en medio de una fuerte nevada, para cambiar de residencia y vivir cerca de donde habita una admiradora, en Filadelfia, con la que iniciará una relación sentimental… su amigo JB Beverly, con mirada desorbitada, asustado y después de usar un extintor (y al tiempo que muestra una cadena de donde cuelga una cruz que ya se le había podido ver al cantante en escenas anteriores), comenta:
Durante ese fuego, al tiempo que las llamas salían de la estufa, esto calló del cuello de Bobby. Qué extraño, no? Muy extraño. Estábamos aquí y el fuego se inició inexplicablemente. Fue totalmente inexplicable. Esto se cayó… inmediatamente se inició el fuego. Saquen sus conclusiones. Es un mal presagio tras otro…

Y finalmente agrega:
No sé. Creo que Bobby está de vuelta… Pero por la cruz que se rompió, el fuego y la nieve… empiezo a tener dudas.

La escena del pastel en su cumpleaños también tiene un significado: sobre la superficie su mánager pinta un pentagrama en el que pone el número 54 al centro… es su novia quien lo parte, en una especie de rompimiento simbólico de ese pentagrama que tiene aprisionada su alma (que como símbolo esotérico), incomoda en demasía durante todo el documental…

Tras el rompimiento con su novia (sólo cinco semanas después de haber iniciado su relación y pese a esfuerzos infructuosos de contactarla por teléfono), Bobby Liebling se confiesa ante la cámara, como siempre, en términos ambiguos:
La gente no se da cuenta de que… es que el Sr. Diabólico, Pentagram, bla bla bla… Bajo este armazón y esta actitud fingida (…) Yo no soy un tipo malo. En el fondo no soy un tipo malo. No tengo intenciones de hacer las cosas malas que hago. Le rezo a Dios cada noche para que me perdone por mis errores…

Cuando regresa a consumir drogas por la decepción amorosa, el vocalista se resigna y manifiesta ante su mánager:
Cuánto tiempo crees que me quede de vida? Yo creo que el daño está hecho. Es irreversible…

Una vez que comienzan los ensayos con la nueva alineación de Pentagram, se establece al mismo tiempo la oportunidad de dar varios conciertos en Nueva York… mientras Sean Pelletier revisa la página de Myspace de la banda y hace algunos comentarios relacionados con los fanáticos, la cámara se detiene durante algunos segundos en un montaje que algún fan hizo con fotografías del legendario conde rumano Vlad Dracul (origen del mito del vampiro Drácula) y de Bobby: el parecido es asombroso!…

Cuando el cantante consigue llegar a Nueva York para cumplir con los conciertos comprometidos por el mánager (quien piensa que gracias a ellos, en una especie de espectacular regreso, la vida de Bobby y la banda Pentagram se reactivarían en la escena musical), al momento de llegar a la sala de conciertos llamada Webster Hall, el propio vocalista descubre un pequeño detalle en la marquesina que anuncia el nombre de la banda está escrito de manera incorrecta… él mismo comenta:
Pentagarm. Dice Pentagarm. Dice “g-a-r-m”. Pero está bien. Vivo en el infierno. Cuál es la diferencia?

Otro detalle de que Bobby está luchando con todo para ganar la batalla: mientras hacen la prueba de sonido, el parche que lleva el bombo de piso muestra pequeñas diferencias en el dibujo con respecto al logo original de la banda: la cabeza de carnero dentro del pentagrama (símbolo del Satanismo cuando la punta principal apunta hacia abajo), fue cambiada por el nombre del grupo sobrepuesto en el centro y con letras grandes…

Si bien el inicio del documental deja ver que el resultado final del intento de hacer que Bobby regrese con cierta cordura a los escenarios es dudoso, las escenas previas al primer concierto muestran al cantante renovado: su semblante está iluminado y lo demuestra mientras habla del vestuario que usará esa noche… de hecho él mismo hace su primera broma en todo el documental cuando comenta por lo llamativo de las blusas:
Raro, no? Son de mi mamá…

Rehabilitado y en activo

Posteriormente recapitula (como si él fuera el único que conoce la verdad acerca de un oscuro secreto), refiriéndose a todo lo sucedido en los últimos tres años:
Le agradezco a Dios por todo lo que ha pasado (…) y finalmente me he dado cuenta de que lo que se va, siempre regresa a ti…

Bobby Liebling dice, una vez que ha terminado exitosamente el concierto, satisfecho pero cansado, mientras está recostado sobre un sofá:
Estoy vivo. Estoy vivo, eso es algo que nunca esperé. Tres o cuatro registros de hospital diciendo lo mismo. Pero sabes qué, nadie sabe lo que le espera. Hay que lanzarse…

Curiosamente el final feliz no tiene que ver con el regreso de su novia a su lado (y su posterior matrimonio), tampoco el consecuente embarazo y el nacimiento de un bebé varón que hace que Bobby Liebling “debute” como padre… mucho menos es por contar la historia de un drogadicto (digámoslo por su nombre), que se redime, supera sus adicciones y recupera su carrera musical…

No, el verdadero final feliz tiene que ver con que el cantante haya logrado romper el pacto que hizo (a saber con quién y a cambio de qué, aunque la palabra Diablo sea una constante en todo el testimonio visual), y lo más importante: consiga recuperar su alma…

8.
Pero en caso de que fuera cierta esa apreciación de que detrás de las desgracias de Bobby Liebling estaba un oscuro pacto incumplido, cómo es que éste consigue romperlo?

Sólo me atrevería a exponer dos razones, que finalmente se convierten en una sola:

a. Bobby Liebling nunca dejó de creer en la existencia de un Dios y eso lo manifiesta a lo largo de toda la película…

b. Al establecer nuevamente una relación sentimental y al basar su “nueva vida” en el sentimiento incontrolable del amor que siente por esa mujer, en una actitud de pasión sublime Bobby le entrega su alma (rompiendo aquel pacto tan insinuado y nunca reconocido en todo el documental) y es precisamente el respeto y la entrega que a su vez ella siente por él, lo que pudo rescatarlo de las garras del dueño de la oscuridad…

Dudas?… Bobby Liebling está nuevamente al frente del grupo Pentagram, ha grabado nuevo material y está permanentemente en gira, es ovacionado por nuevos fans y reconocido como gran influencia por parte de viejos músicos… y eso significa que recuperó su libertad y con ello su vida…

*citas textuales del documental…

No hay comentarios: