“Nouvelles de Colombie” reúne los cuentos traducidos al francés de los escritores colombianos Juan Gossaín, Juan Esteban Constaín, Juan Diego Mejía, Mauricio Vargas y Ricardo Silva… El escritor cubano Leonardo Padura fue nombrado hoy "Doctor honoris causa" por la Pontificia Universidad Católica del Perú… "En Blanco y Trocadero", una novela manuscrita que circuló clandestinamente en Cuba en los años 70 y que ahora ha sido publicada por Neo Club Ediciones, un sello del sur de la Florida… “Harry Potter”, la saga escrita por la británica J.K. Rowling cumple 20 años con siete tomos, 450 millones de ejemplares y ganancias de más de 22 mil millones de dólares por venta de libros, mercancía y películas…

26 de julio de 2014

Cómo viven los muertos (3)



7.
No acostumbro recorrer a pie las colonias donde he vivido a lo largo de mi vida, salvo cuando no hay más remedio… y fue en una de esas necesidades de la vida cotidiana (como comprar leche o huevo), las que me hicieron salir cierta noche y descubrir en aquella esquina al anciano: no necesité investigar mucho para ver que era un desencarnado…

Tampoco es que debiera importarme, pues bien podía haber seguido caminado por la acera derecha, como me dicta mi obsesión por la costumbre, pero no puedo negar que tengo una terrible debilidad por los desencarnados desamparados, así que aquella crucé la calle para encararlo:

- tú ya estás muerto – le dije, provocando que su mirada sin luz espiritual se posara sobre mí – pero nadie te lo ha querido decir para que no te asustes…
- estoy esperando a mi hija – respondió – todas las noches vengo a recogerla para acompañarla hasta la casa – dijo señalando rumbo al norte con un ademán… pero creo que está enojada conmigo porque la veo venir y cuando pasa a mi lado me ignora y sigue de largo…
- y por qué no le hablas o la sigues? – lo cuestioné mañosamente…
- no sé… es que no me puedo mover de aquí – reconoció señalando la esquina donde estábamos parados…
- qué llevas en la mano? – dije señalándole una bolsa con pan

El anciano levantó el brazo para situarlo frente a sus ojos y tras dudar aceptó:

- no veo mi mano ni mi brazo… desde hace mucho
- es que ya estás muerto – repetí – pero nadie te lo había querido decir para que no te asustaras – el viejo abrió desmesuradamente los ojos, volteó de nuevo hacia donde se supone debía tener sus dedos y sin más se soltó a llorar – supongo que aquí moriste - agregué…
- recuerdo que una noche estaba esperando a mi hija y una pareja de jóvenes se me acercó con navajas en mano para exigir les diera mi cartera… la mujer era la más agresiva… me asusté mucho y no supe qué hacer… después de ello ya no recuerdo nada que no sea los ojos de la joven viéndome con odio…

Quedamos en silencio un largo rato: yo observándolo con tristeza y él llorando afligidamente…

- si vas a quedarte por aquí es porque vas ayudar a los tuyos y quizá con ello encuentres “la luz”… en el caso de que no puedas o no quieras hacerlo, mejor sigue tu camino “a buscar lo que sigue” – le sugerí…

El desencarnado detuvo su llanto un rato después, clavó su mirada hacia el frente y comenzó a caminar con dificultad rumbo al sur (hacia el lado contrario donde vivía)…

- mi familia no me quiere – dijo sin voltear a verme ni detenerse – dicen que yo soy un viejo inútil y torpe… no creo que quieran que los ayude…

Lo vi alejarse hasta que recordé que necesitaba hacer mis compras…

8.
Hace ya varios años que un primo, dueño de una importante empresa distribuidora de productos avícolas, murió joven y en circunstancias por demás penosas… a toda la familia nos dolió su fallecimiento, más con el tiempo nos resignamos a su ausencia…

Tiempo después me enteré que un par de primas, junto con el esposo de una de ellas, estaban consultando a una Espiritista para ponerse en contacto con mi primo y pedirle que desde el más allá interviniera para convencer a un fulano les pagara una importante cantidad de dinero que les debía, derivado de una sociedad comercial que no prosperó…

Más siempre que se contactaban con él a través de la Médium, me contó otro familiar cercano a ellos, las respuestas que proporcionaba la mujer posesionada por el ánima de mi primo eran evasivas y rara vez se asemejaban a la manera en la que él solía halar…

Extrañado por esa situación decidí consultar con una amiga, también Médium, sobre lo que podría estar sucediendo… hablamos por teléfono y quedamos de vernos un sábado por la tarde en su casa para que ella se pusiera en contacto con mi primo…

El día acordado apenas y mi amiga estaba llamando al ánima de mi primo, detuvo el proceso de posesión (le iba permitir entrar en su cuerpo), permaneció en silencio durante largos minutos con los ojos cerrados, hasta que finalmente los abrió y soltó una pícara risa…
  
- tu primo es algo fuera de lo normal – exclamó divertida…
- y eso? – pregunté extrañado…
- era una persona alta, joven, de piel blanca, con cabello claro y ojos verdes? – me interrogó…
- sí…
- y tenía un negocio en el que mucha gente trabajaba para él? – me cuestionó…
- así es: una empresa cuyo giro estaba diversificando, antes de fallecer, para abarcar un mayor mercado de clientes con nuevos productos…
- pero tenía muchos empleados? – insistió ella, a quien yo no le había dado antecedente alguno sobre mi familiar – y le gustaba dar órdenes y encomendar responsabilidades a las que se limitaba a supervisar?…


- sí – acepté – él se inclinaba más hacia las relaciones públicas, ya sabes, invitar a comer a sus clientes y ese tipo de cosas… aunque tenía su lado humanitario: si una mujer viuda, divorciada o embarazada llegaba a pedirle empleo la contrataba aunque no la necesitara…
- déjame te digo que en el lugar donde está ahorita hace algo parecido…
- cómo? – le pregunté confundido…
- de la misma manera con que se comportaba en vida, sigue actuando ahora como desencarnado – me explicó – no sé cómo lo ha conseguido, pero en el más allá tiene bajo sus órdenes varias almas, las cuales son las que hacen acto de presencia con la Espiritista a la que consultan tus familiares, y aunque esos muertos simulan ser “tu primo” y se comprometen a intervenir por ellos para conseguir que les regresen su dinero, en realidad no le ponen atención a ese asunto
- en serio hace eso? – exclamé sorprendido – tiene desencarnados que trabajan para él?…
- exactamente – dijo mi amiga divertida…
- y cómo le hace? – cuestioné – qué les puede ofrecer a cambio?
- no tengo idea – reconoció – me declaro sorprendida por la situación: no sé cómo es que se pueden hacer esas cosas, pero eso hace…
- muy extraño – acepté…
- pero lo es más porque tu primo no piensa ayudarlos – agregó ella…
- y eso?
- no sé – me respondió – y no tiene mucho interés en contestarme…
- pudiste establecer contacto con él? – le pregunté a mi amiga…
- se me acercó para decírmelo – aclaró – pero así como vino se fue…
- vaya – atiné a decir…
- te dejó saludos – agregó ella…
- vaya – dije de nuevo emocionado…

9.
Me enteré del asunto por mera coincidencia, pues algo se comentó durante una tertulia familiar y de ahí por curiosidad busqué al principal implicado, un hermanastro de mi padre dado a las cuestiones esotéricas, quien encontró en la ouija la herramienta para dar salida sus conflictos existenciales que no era otra cosa más que una depresión por su escandaloso divorcio…

Utilizando este oráculo junto con sus dos hermanas, mi tío estableció contacto un espíritu que poco a poco (y conforme las horas de consulta se convirtieron en semanas y éstas en meses), consiguió captar la atención de todos…

A través de la ouija el muerto les ofreció tres pruebas de su existencia y para ello sugirió fueran a un panteón para que ratificaran, por el tipo de cripta que les describió y el nombre escrito en la lápida donde descansaban sus restos, que él era quien que decía ser… a mi tío comenzó a dictarle un libro a través del cual se iba a revelar importantes secretos esotéricos que cambiarían el rumbo de la humanidad… finalmente les hizo saber que en su casa materna, en una de las recámaras, debían escarbar profundamente pues ahí se encontraba enterrada una abundante cantidad de oro en monedas…

El detalle del panteón fue fácil de confirmar, pues tras hacer la respectiva visita descubrieron que efectivamente se trataba de un hombre que había sido enterrado ahí unos 60 años atrás…

Sobre el libro me es difícil opinar pues no pasé de ver un par de libretas con extensos textos en manos de mi tío: nunca permitió que nadie leyera su contenido (pese a estar “terminado”), sin embargo, su publicación se haría hasta que el muerto lo autorizara, pues su contenido “haría vibrar hasta las propias simientes de la iglesia católica” y por lo mismo tendría que conocerse en el momento adecuado…

Y el famoso tesoro?… mi tío junto con sus hermanas compraron herramientas y se dedicaron a escarbar durante meses hasta que consiguieron hacer un agujero cuyo obscuro fondo era imposible percibir, más el oro no aparecía… por ello cada tercer día se usaba la ouija para contactar al muerto y preguntarle si era el lugar adecuado para cavar, a lo que respondía que sí… le cuestionaban sobre la profundidad y les indicaba que siguieran cavando… lo interrogaban sobre cuántos días faltaban para hacerse millonarios y él repetía aquello de que “siguieran cavando”…

Y ellos continuaban sacando costales de tierra mientras el hoyo se hacía más profundo… en alguna ocasión llegué a entrar a esa habitación y lo único que me provocaba ver hacia el fondo de ese agujero era miedo: la misma impresión tuve cuando miré por primera vez el hueco que se había hecho para darle de “comer a la tierra” durante unos ebboses marcados por Orunmila…

Una noche después de consultar con la ouija, el muerto les dijo que era importante que en ese momento retomaran la excavación… según me contó después una hermana de mi tío, éste se negó argumentando que como ya era cercana la media noche, estaba muy cansado y prefería dormir… pero el muerto insistió hasta que la avaricia de sus hermanas pudo más y decidieron tomar de nuevo los picos y las palas…

Según lo relatado a las tres de la madrugada ya estaban agotados, pero todos estaban invadidos por una extraña euforia y certeza de que ahora encontrarían algo…y así sucedió: sin más un desagradable olor comenzó a salir del agujero, y si bien todos se asustaron ninguno de los presentes fue capaz de moverse hasta que una de mis tías comenzó a sentir que un gas* comenzaba asfixiarla…

En ese momento todos sintieron las mismas molestias, pero lo que les hizo huir de su casa fue que al mismo tiempo comenzaron a escucharse perturbadores gritos que surgían desde el fondo del hoyo: aquella madrugada mis tíos se refugiaron en casa de unos primos y al siguiente día compraron material y contrataron a un albañil para tapar el agujero… a partir de ese día decidieron olvidarse del oro, mi tío se deshizo de la ouija, pero conservó el libro que el muerto le dictó, sin que hasta el momento tenga la más mínima intención de publicarlo…

10.
Aquella tarde la conversación derivó en un tema del que algo que yo ya había escuchado, pero que nunca había tratado con ella: una mujer ya mayor (a quien todo mundo llamaba “Doña Ilda”), vecina de mi madre y que había llegado a la casa para saludarla…

- … y yo le dije a Rodolfo que nunca volviera a buscarme – me dijo ella – pues verlo me recordaba a mi hijo y que yo seguía sufriendo por su ausencia… y de esto ya hace 3 años…
- quién es Rodolfo? – me aventuré a preguntar…

Me miró de una manera extraña, parecía que me escudriñaba… suspiró antes de empezar su relato…

- mi hijo en vida tocaba en un grupo que amenizaba fiestas… cada sábado tenían eventos que le dejaban su buen dinerito: le permitía un ingreso extra para darle algunos lujos a su esposa y sus tres hijos… y también a mí, pues vivía con ellos… entre semana trabajaba en una oficina del gobierno…
- es buen negocio eso de la música para fiestas – dije por opinar algo…
- le iba bien - presumió – así que cierto día en que les avisaron que pretendían contratarlos para celebrar una boda en el interior del país, él aceptó pues trasladarse fuera der la capital les permitía cobrar un poco más por lo del traslado y eso…
- dónde fue la boda? – la interrogué…
- en Morelos…


- no estaba muy lejos – le comenté…
- dijeron que sí, rentaron una camioneta y se fueron para allá… en el camino iban contentos porque la familia que los contrató tenía dinero y había prometido darles un pago extra, aparte de lo que pactaron, por “las molestias del viaje”… llegaron a una lujosa casa, montaron su equipo y esperaron a que comenzaran a llegar los invitados – dijo, pero después hizo una larga pausa…
- y después qué sucedió? – la animé…
- empezó la fiesta… había mucha comida y bebida… todo transcurrió sin interrupciones hasta que ya entrada la madrugada los invitados comenzaron a retirarse… y a partir de ahí todo es confuso…
- por qué?...
- según cuentan los amigos de mi hijo, aprovechando la salida de un auto se metió en la casa un pretendiente que la novia había tenido hacía poco… un joven que ya había tratado de entrar, pero sin conseguirlo, así que aprovechó un descuido del portero…
- sí que fue negligencia – exclamé…
- y de ahí lo que sucedió fue muy rápido – siguió mientras se le llenaban los ojos de lágrimas – el tipo se plantó en medio del salón de baile y mostró una pistola que traía enfundada en la cintura… comenzó a insultar a la novia y amenazó con matar al novio… se apareció el papá de la chica y le pidió que se retirara…
- me imagino los nervios de todos…
- ante tanto drama el grupo de mi hijo apagó sus instrumentos, sin embargo, el papá de la novia les ordenó que siguieran tocando – explicó la mujer – mi hijo manipulaba muy bonito la guitarra, pero tenía pésima voz, así que los encargado de cantar los temas eran Rodolfo, que se encargaba del bajo y Mónica que aparte tocaba los teclados… así que Rodolfo se volteó y le dijo a mi hijo que interpretaran algo muy alegre, así que comenzaron a interpretar un viejo rocanrol…
- lógico – le di la razón…
- el escandaloso les exigió que se callaran… pero Rodolfo lo ignoró y siguió cantando, lo que le hizo enfurecer más… así que sacó la pistola, lo encañonó y sin más le disparó - la mujer hizo una pausa antes de continuar – pero mi hijo se comportó como todo un héroe y se lanzó en el aire para proteger la vida de su amigo… con la mala suerte de que la bala le dio directamente en el corazón y lo mató al instante…
- un héroe? – cuestioné…
- sí, lo es… salvó la vida de su amigo, que tenía esposa y 4 hijos, y a cambio ofreció la suya – señaló ella con demasiado orgullo – y por eso le pedí a Rodolfo que no me visitara más ni me llamara…
- me va usted a disculpar señora, pero eso a su hijo NO lo convierte en un héroe – protesté – eso lo transforma en un egoísta que pensó en la posible orfandad de la familia del tal Rodolfo, pero que NUNCA consideró el desamparo en el que dejaría a su esposa y a sus tres hijos… incluso ni siquiera le preocupó el abandono en el que quedaría usted…

La mujer abrió exageradamente los ojos y la boca, palideció y con las dos manos se cubrió el rostro… mi madre quiso llamarme la atención, pero algo percibió (también tiene sus dones, aunque nunca los desarrolló), que se mantuvo callada…

- mire, desde que usted llegó tengo a su hijo parado a mi lado – comencé a explicarle - diciéndome una y otra vez que está arrepentido de lo que hizo…
- sí! – gritó la mujer – ya decía yo que tú eres un brujo…
- yo no soy brujo, señora: soy muertero – le aclaré – y más que agredirme, usted debería agradecerle a su Dios que le haya dado la oportunidad de estar en este momento aquí para que yo le transmita un mensaje…
- seguramente ese en realidad es un mensaje del demonio – advirtió – los muertos no hablan: yo soy cristiana y los que ya se fueron sólo regresarán cuando suceda la segunda venida del señor…
- no, señora – me armé de paciencia – su hijo sigue aquí… está siempre a su lado y sufre porque sabe que usted le llora todos los días por razones equivocadas… lo peor de todo es que su alma sufre el peor de los males que padece todo muerto: la gente, por estar ensimismada en su dolor egoísta, no hace caso a los mensajes que tratan de hacerles llegar desde el otro lado… es como un sordo, mudo y ciego que intenta decirnos algo en medio de una discusión, de una tormenta o de una fiesta… así está su hijo: dando manotazos en el aire sin que usted lo volteé a ver…
- yo no soy egoísta! – gritó…
- claro que lo es… dice que sufre por su hijo, pero en realidad lo hace por su ausencia, porque no está, porque ya no lo tiene ante sus ojos, porque lo extraña, llora por usted misma y no se pone a pensar que quizá muerto está mejor que vivo: la mayoría de la gente no sabe que la muerte es la verdadera vida y que no es tan mala, pese a que cuesta más trabajo evolucionar espiritualmente dentro de ella…
- qué es lo que quieres? qué hago?! – exclamó sollozando…
- déjelo ir - solté a punto de perder la paciencia – me dice su hijo que hizo mal en regalar su vida, pero que es algo que no puede remediar, sin embargo, me confiesa que mientras usted sufra él no podrá ser libre de ir a buscar el camino para volver a reencarnar, pues con su dolor lo tiene de alguna manera encadenado a usted…
- así de fácil? – me cuestionó dejando de lado las lágrimas…
- déjelo ir y el alma de muchos descansará…

La mujer se puso de pie, volteó a ver a mi madre, se despidió de ella y se dirigió a la puerta… antes de salir me volteó a ver y antes de que dijera nada me le adelanté…

- si usted lo suelta me comprometo a que ayudaré a su hijo para que vaya directamente al lugar a donde encontrará la evolución de la manera más rápida que usted pueda imaginar…
- me das tu palabra? – me cuestionó mirándome con rudeza…
- si usted me jura que a partir de hoy lo deja, yo mañana me encargo de que reciba la luz…

Se fue sin despedirse… su hijo se quedó unos instantes frente a mí, asintió con la cabeza y se desvaneció mientras iba tras su madre… me quedé con la certeza de que ella haría lo pactado… al siguiente día pedí se le diera luz a su hijo y le fue entregada, a los tres meses la mujer murió de un infarto mientras dormía tranquilamente…

* el llamado "gas de los muertos" es tan tóxico que puede ser mortal, por lo mismo, cuando se trata de ciertas obras espirituales, principalmente aquellas que incluyen desenterrar "tesoros", los protectores espirituales de todo Muertero o Espiritualista es lo primero a que le ponen atención al momento de protegerles... por ello es importante que para sacar del fondo de la tierra toda riqueza que haya sido escondida o para recibir una herencia (aunque sea de manera legal), lo primero que se debe hacer es pactar con el muerto que fue su dueño, ya que existe una ley universal muertera que dice: "toda fortuna que un muerto entregue a un vivo, incluye a cambio que alguno de los beneficiados, o su descendencia, pierda la vida o enferme de gravedad"...

Para conocer el origen de esta serie de textos, dar click en la siguiente dirección: http://basurerodealmas.blogspot.mx/2014/07/como-viven-los-muertos-1.html

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Buenas tardes. Sus vivencias con los Muertos me llenan por dentro dándome mucha Paz. Además se sabe expresar con tanta riqueza de matices que es una delicia leerle. Le animo a que publique un libro recopilatorio. Yo lo compraría. Muchas Gracias por todo. Le animo a seguir, me encanta.
Jesús

ujule rachid dijo...

muchas gracias por tus comentarios, si me consigues un editor con gusto los publico, je je je...

ketu dijo...

Buenas noches. Perdóneme mi ignorancia, falta de experiencia y de comprensión ¿Cómo se le da luz o evolución a un muerto de la manera más rápida?, y por otro lado, cuando se recibe una herencia por lo legal, ¿es recomendable pactar con el alma del difunto propietario que nos deja la herencia para evitar muertes o desgracias? Muchas Gracias por todo.
Atentamente,
ketu

ujule rachid dijo...

la buena noche...

la única manera rápida de darle luz al alma de una persona fallecida es que lo haga quien tiene el don para hacerlo, sin embrgo, se debe entender que hay muchas interpretacions de lo que significa dar luz: esta puede ser dándoles directamente camino a donde les toque ir o simplemente sacarlos del estado inanimado en el que se encuentra su alma, esto es, que se den cuenta de que ya están muertos y que es hora de que se pongan a "trabajar"...

las herencias son por voluntad de la persona antes de morir, así que no es necesario hacer ningún tipo de pacto con él para poder disfrutar lo que hayan dejado... sin embargo no está por demás darle sus atenciónes a ese eggun de vez en cuando, pues todo desencarnado en su momento las necesita...

saludos...

ketu dijo...

Me parece muy interesante y valioso lo que usted dice, y por ello le doy las Gracias de Corazón, por tener la amabilidad de aportarme ese tesoro espiritual:
"simplemente sacarlos del estado inanimado en el que se encuentra su alma, esto es, que se den cuenta de que ya están muertos y que es hora de que se pongan a "trabajar"."

Que Dios les bendiga! Ojalá hubiera más Curanderos como usted, creo que es una profesión que hace falta, cuando se ejerce de Corazón, vocación, y no por intereses materialistas o espurios.
Atentamente,
ketu
PD: es usted todo un Maestro Espiritual, y le apelo a que siga compartiendo sus valiosas experiencias, de la forma tan interesante como usted las relata.

ujule rachid dijo...

la buena noche: le agradezco mucho sus comentario...

sólo quiero hacer una acotación: nadie que tenga el don de darle luz a un muerto actua por cuenta propia...

el que esa persona les dé camino a donde les toque ir o los saque del estado inanimado en el que se encuentra su alma o cualquier otra opción, depende exlusivamente de lo que señale "el único" que puede decirlo, y en ello interviene directamente lo que el muerto haya hecho en vida y lo que haya dejado incompleto...

por ello es que se dice que se les manda a donde deben o se les "despierta" para ponerse a trabajar...

adónde se les mande? a donde deban ir... en qué se les pone a trabajar? en lo que deben pagar por no haber cumplido completo su destino y hasta que lo cumplan, pasan al siguiente estado...

saludos...

ketu dijo...

Buenas noches. Es muy interesante lo que usted dice. Quizás todos seamos herramientas en Manos del Creador en función del Grado de Conocimiento de su Obra. O el mismo Ego superior del desencarnado lo atraiga usted, por su Conocimiento, para espabilar al difunto. Los vivos podemos necesitar curas por parte de los Espíritus, pero me voy dando cuenta que los desencarnados también necesitan sus Médicos. El Curandero médico de vivos y muertos a ambos lados de la Frontera.
Muchas Gracias por todo. Que Dios les bendiga!.
Atentamente,
ketu