“Nouvelles de Colombie” reúne los cuentos traducidos al francés de los escritores colombianos Juan Gossaín, Juan Esteban Constaín, Juan Diego Mejía, Mauricio Vargas y Ricardo Silva… El escritor cubano Leonardo Padura fue nombrado hoy "Doctor honoris causa" por la Pontificia Universidad Católica del Perú… "En Blanco y Trocadero", una novela manuscrita que circuló clandestinamente en Cuba en los años 70 y que ahora ha sido publicada por Neo Club Ediciones, un sello del sur de la Florida… “Harry Potter”, la saga escrita por la británica J.K. Rowling cumple 20 años con siete tomos, 450 millones de ejemplares y ganancias de más de 22 mil millones de dólares por venta de libros, mercancía y películas…

14 de septiembre de 2014

Mi vida en la Santería 22: los justicieros



1.
La lluvia provocaba que en el patio el agua se encharcara rápidamente… la casa de la Santera era bastante amplia, pero en ella escaseaba el mobiliario: si no fuera porque varias habitaciones tenían las luces encendidas, y a lo lejos se escuchaba el ruido de una televisión, podría decirse que estaba abandonada…

Se trataba de una hija de Oshun a la que todos sus ahijados habían abandonado por razones poco claras, según la propia Santera nos argumentó, aunque esa misma noche pude hacerme una idea del motivo de la huida…

Ella nos pidió ayuda para atender a 3 pacientes… no sabíamos de qué iba su casa religiosa: la conocimos a través de un Palero, en un tambor ofrecido a Oya, intercambiamos teléfonos y unas semanas después ella ya me estaba llamando por teléfono para aquella invitación… dudé, más lo que me hizo aceptar fue el ofrecimiento de pagarnos el respectivo derecho, dinero que la mayoría de los religiosos con los que habíamos trabajado solía robarse…

Eso me llamó la atención: nosotros habíamos dejado ya a nuestro padrino de Osha, y encontrarse con una oferta de ese tipo de pronto me pareció una señal de que podríamos estar ante un Ilé honesto…

Las obras consistían en 3 rompimientos con rogación de cabeza, entrega de collares y el paritorio de un Eleggua: no implicaba un trabajo de más de 4 horas… todo se hizo en un aseado cuarto donde la mujer tenía sus atributos de Osha y una bien atendida Bóveda espiritual…

Finalizamos y me di cuenta que sobraba una gallina negra, de la que al poco tiempo me quedó claro su destino: al despedir a sus pacientes la Santera pidió a su ya ahijado (el que recibió Eleggua) y a nosotros la acompañáramos a otro cuarto donde tenía su Nganga… ya ahí solicitó al jovencito se arrodillara ante su fundamento, tomó la gallina y la ofrendó al Nfumbe cuidando que la menga cayera sobre 3 blanquillos y una toalla femenina…

Al terminar tomó los 3 huevos, los repartió en respectivas bolsas plástico y las entregó a su ahijado junto con una hoja donde tenía anotadas 3 direcciones (la toalla sanitaria no la tocó)…

- te me vas para allá, sacas los blanquillos y arrojas uno en la puerta de cada casa…
- sí madrina – contestó el joven dándose su importancia…
- ya verán esos cabrones – masculló, le dio la bendición y pidió que en caso de cualquier imprevisto o duda le llamara a su celular…
- no se preocupe madrina – la tranquilizó el joven…
- y que ninguno se te rompa! – advirtió – llevan días preparándose adentro de mi Nganga y no quiero que la sorpresita te la tragues tú…

El ahijado se fue y nos quedamos a solas con la Santera, más yo no pude evitar mirarla con rechazo por su proceder: era claro que aquellos blanquillos iban destinados a joderle la vida de sus ahijados…

- Muchas gracias por haber venido – dijo después de que percibiera mi desacuerdo - en unos días me comunico con ustedes para “ver lo del derecho”…

Asentimos con un movimiento de cabeza y salimos sin decir más, quedándome claras las razones de el por qué sus ahijados la abandonaron… cuando salimos el patio estaba anegado, había dejado de llover y la noche se tornaba fría…

Días después recibí la llamada de la mujer a mi celular, pero no contesté… ni esa ni las siguientes 2 veces en que trató de localizarnos: no iba recibir su dinero ni mucho menos volver a trabajar con ella…

2.
Concluimos los eboses para la ahijada de un Babalowo, para lo cual habíamos ido a un río cercano a la ciudad de Toluca… nos disponíamos a regresar cuando el esposo de la mujer a quien mi esposa y una Santera le habían hecho un rompimiento, nos invitó comer a la “Cañada del Conejo” donde venden excelentes sopa de médula y quesadillas…


Cuando llegamos a uno de los tantos restaurantes ahí establecidos, nos acomodamos en una mesa con vista a un riachuelo, pedimos nuestros alimentos y mientras nos atendían, la pareja avisó que iría a lavarse las manos…

- está bastante complicado el asunto – dijo el Babalowo aprovechando la ausencia – le hicieron un trabajo terrible…
- y con el rompimiento no basta para sacarla adelante? – interrogué a mi conocido: un hijo de Agayú que iba a cumplir 4 años de haber jurado como sacerdote de Ifa…
- es para darle un poco de paz a su vida, porque en realidad a ella no le queda otra opción que coronar Santo… a Oba…
- eso es terrible! – exclamé – corre el riesgo de separase de su marido… a esa Orisha le gusta tener a sus hijas en la soledad…
- ni me digas – secundó el Babalowo…
- se ve que la quiere mucho – intervino mi esposa…
- qué le hicieron? – pregunté al Babalowo…
- brujería con la cabeza de un simio – contestó con frustración…

La pareja regresó y se acomodó en sus sillas en el momento en que comenzaron a servir nuestros platillos… durante la comida la conversación entre todos fue animada… yo aproveché para ver discretamente el semblante de la mujer, y si bien se veía bastante recuperada por el rompimiento, en su mirada se reflejaba distante…

Terminamos y el Babalowo me pidió que lo acompañara al río para recoger algunas cosas, así que nos alejamos del grupo dejándolos en la sobremesa… una vez fuera del restaurant comenzamos a caminar mientras mi conocido entraba en los detalles…

- a ella un compañero de trabajo que es Babalowo le hizo una brujería para someterla a sus caprichos sexuales, de acuerdo a lo que señaló Orunla…
- como siempre: los Babalowos haciendo putadas con la religión – me quejé con la confianza de que mi conocido ya tenía conocimiento de mi opinión sobre esos temas…
- así que decidió hacerse justicia a su modo y someterla por la mala... lo bueno es que el esposo se dio cuenta a tiempo de que algo le sucedía a su mujer, por lo que de inmediato buscó quién le ayudara… así que dudo que el cabrón haya tenido tiempo de llevársela a la cama – continuó – sin embargo, esas machacas son terribles, ya que implica tomar el control completo de los pensamientos y la voluntad de la mujer… así que para quitarlo sólo queda que la energía Orisha sea asentada en su cabeza: en ese momento se expulsa el trabajo negro…
- por qué Oba? – me quejé – esa Orisha es muy complicada…
- fue la que brincó para hacerle frente – confesó…
- aunque Oba tiene su secreto para aplacarla – dije a manera de consuelo – así que es cosa de llevarlo a la práctica para que no se interponga entre tu ahijada y su esposo…
- y cuál es ese misterio? – me preguntó confundido…

Llegamos al río, y mientras yo dudaba de que siendo Babalowo no conociera ese truco, él me miraba esperando mi respuesta…

- hagamos esto – ofreció - dime cuál es el secreto para tranquilizar a Oba y yo te explico cómo se hace el trabajo con la cabeza de simio…
- de acuerdo – acepté tras reflexionarlo bastante…

Comenzó la explicación, la cual incluyó los materiales que se usaban (que fue anotando en una hoja que después me entregó), detallando la manera en la que debía cercenarse la cabeza del mono, que era la verdadera clave para que esa brujería funcionara…

- no sé si declararme asombrado, indignado o asqueado – confesé una vez que terminó – es irritante enterarse de esas cosas, sobre todo de los efectos que provoca en la persona a la que decides joder…
- indignante? sí – aceptó - pero también es necesario te enteres de cómo se hacen esas cosas para que sepas a qué te enfrentas…
- tienes razón – reconocí – hace tiempo mi padrino me dijo lo mismo cuando comenzó a explicarme cómo se hacía un amarre de amor, lo rechacé por cuestión de principios, pero me dijo algo parecido a lo que acabas de exponer: cómo desactivas una bomba de tiempo si no sabes cómo la armaron? - y comencé a explicarle cómo se consigue aplacar a Oba…

Antes de regresar mi conocido sacó al azar una piedra del riachuelo, la guardó en la bolsa de su pantalón y seguimos caminando, más al entrar se detuvo en la puerta…

- si mi ahijada alcanza a coronar Osha antes de que ese cabrón se salga con la suya – dijo – me gustaría que tú y tu esposa participaran en el Santo
- y eso? – pregunté…
- por tu experiencia con Oba…
- con gusto te poyamos, pero no creas que soy especialista en esa Orisha: en realidad de ella sólo conozco lo que te compartí…
- con eso basta – dijo – pero además, si tu secreto debe trabajarse antes de la coronación, pues con más razón los necesito – dicho lo cual me entregó un fajo de billetes a manera de pago de derecho por haberle ayudado… regresamos a la mesa…


3.
Entre el lavatorio y la entrada del Aleyo al Cuarto de santo, el Oriaté que estaba dirigiendo la coronación de Oshosi propuso hacer un receso, situación que fue aceptada por el padrino y dueño de la casa: un hijo de Eleggua con quien nunca había trabajado antes, pero a quien llegamos para apoyar por invitación de un hijo de Oggun, amigo nuestro, que también había huido de la casa religiosa de mi padrino de Osha…

Algunos de los presentes salieron a la calle a fumar, las mujeres se metieron a la cocina a conversar y otros nos quedamos cerca de los mayores para escuchar su plática y aprender de sus secretos…

En el grupo estaban 2 Babalowos, el padrino, el Oriaté, 2 Santeros y yo… en algún momento el hijo de Eleggua nos hizo un ademán para que pasáramos al patio trasero de su casa… una vez ahí nos llevó hasta un rincón donde había un cuarto de madera, lo abrió, nos invitó a pasar y aunque no lo vi muy seguro de mi presencia, tampoco dijo nada…

Ya adentro descubrí una Nganga… el padrino le entregó a uno de sus ahijados un coco y le ordenó lo abriera con cuidado por la parte superior y le sacara el agua… mientras eso sucedía los mayores comenzaron a contar algunas hazañas de índole sexual entre escandalosas risas…

Una vez vacío el coco el padrino se lo quitó y lo entregó al Oriaté, quien junto con los demás religiosos volvieron a las carcajadas por el trabajo que estaba a punto de hacerse…

- ponte a cavar un agujero del tamaño del coco, debajo de mi Nganga – le ordenó a su ahijado mientras con una señal llamaba al Oriaté y a los 2 Babalowos para que se acercaran a las repisas repletas con productos de Palo y Santería, de entre los cuales empezaron a tomar diferentes frascos para vaciar parte de su contenido dentro del obi, mientras el padrino anotaba varios nombres en un pedazo de papel…

Ya que terminó lo dobló y tiró al suelo: en ese momento supe lo qué seguía, así que me hice hacia atrás y simulé ver cómo el ahijado sufría para terminar el agujero (mi actitud fue mal vista por el padrino, por lo que me lanzó una dura mirada, misma que le devolví sin disimular mi reproche)… los demás comenzaron a pisar con fuerza el papel haciendo los movimientos que con las manos y las piernas requiere un trabajo negro como ése para que sea efectivo…

Terminaron y el papel fue introducido en el coco al que se agregaron más cosas… el padrino tomó una pequeña vela negra y se disponía a ponerla sobre la abertura cuando uno de los Babalowos lo detuvo…

- qué tanto quieres hacerte justicia? – interrogó al padrino…
- quiero que mi Nfumbe les parta su madre a todos esos malditos…
- vámonos a lo grande – propuso el Oriaté – al cabo antes de terminar el Santo le cargamos el osgbo al iyawo más pendejo - tras lo cual tomó la cabeza seca de un reptil, le desprendió el hocico y sobre un periódico lo machacó hasta hacerlo polvo, lo vació en el coco, escupió dentro de él e invitó al padrino a sellarlo con cera negra mientras los demás reían…

El Oriaté, los 2 Babalowos y los Santeros levantaron la Nganga mientras el padrino introducía el coco en el hoyo aunque dejando la punta sin cubrir y lo espolvoreaba con fula… regresaron la Prenda a su lugar, el hijo de Eleggua tomó un cerillo y encendió la vela y a los pocos minutos ésta soltó un extraño chispazo que encendió la fula y provocó una gran humareda: el cuarto se llenó con un desagradable olor a podrido, todos rieron divertidos… a mí me provocó náusea…

El padrino tomó una botella de aguardiente, le dio un largo trago y sopleteó a su Nganga, después la pasó al Oriaté y a los dos Babalowos e hicieron lo mismo: por suerte a los Santeros no se nos invitó, pues en ese caso me hubiera negado con el riesgo a posibles críticas…

- sigamos con la religión en otro lado – avisó el Oriaté, lo que provocó que todos soltaran más carcajadas… salimos de la habitación y regresamos a la casa, pero antes de retomar la ceremonia el hijo de Eleggua me detuvo y con amabilidad me asignó las tareas de limpieza en el cuarto de Santo durante toda la ceremonia: sí, fingiendo cortesía y como venganza por desaprobar su actitud…

4 comentarios:

myopinion dijo...

Excelente serie de vivencias...después de disfrutar la lectura me pregunto..
Cuando tendremos una disertación acerca del palo monte como la que hizo con la santeria? ...
Gracias y adelante con el blog que esta genial

Anónimo dijo...

Buenas noches. Al final de estos relatos me deja usted muerto!
Cómo es posible que le asignen el osobbo al iyawó!! Y que el Padrino y el Oriaté estén de acuerdo!.
Ciertamente, no sólo plantaron un coco debajo de su Nganga, sino que también plantaron las semillas de la destrucción de su Casa Religiosa. Los Hijos son el Futuro y la Vida Renovada, y si los vampirizas y envenenas sólo espera la vejez, la soledad y la Muerte...

ujule rachid dijo...

myopinion: precisamente me daba cuenta hace unos días que el Palo ha quedado un poco marginado en estos temas, aunque por aquí puedes darte una vuelta para indignarte: http://basurerodealmas.blogspot.mx/2013/10/mi-vida-en-la-santeria-13-violacion.html... ya le pondré más atención a esa religión... gracias por escribir

ujule rachid dijo...

anónimo: y hay cosas peores, como el robo del ire por parte de los babalowos, en las obras que hacen frente al tablero de ifa... saludos...