“Nouvelles de Colombie” reúne los cuentos traducidos al francés de los escritores colombianos Juan Gossaín, Juan Esteban Constaín, Juan Diego Mejía, Mauricio Vargas y Ricardo Silva… El escritor cubano Leonardo Padura fue nombrado hoy "Doctor honoris causa" por la Pontificia Universidad Católica del Perú… "En Blanco y Trocadero", una novela manuscrita que circuló clandestinamente en Cuba en los años 70 y que ahora ha sido publicada por Neo Club Ediciones, un sello del sur de la Florida… “Harry Potter”, la saga escrita por la británica J.K. Rowling cumple 20 años con siete tomos, 450 millones de ejemplares y ganancias de más de 22 mil millones de dólares por venta de libros, mercancía y películas…

19 de noviembre de 2014

Es lo malo de los libros 19: mi vida con W (final)



13.
A veces W lloraba durante nuestras comidas o cenas mientras me platicaba lo miserable que se sentía a lado de su marido… en cierta ocasión la confesión de una anécdota la afectó tanto que estaba al borde de un colapso nervioso… aquello me desconcertó, así que traté de abrazarla para que se tranquilizara, más no lo permitió y su rechazo fue notorio, provocando que los demás comensales voltearan a vernos…

- soy un cabrón – exclamé…
- de qué hablas? – preguntó W en medio de un mar de lágrimas…
- soy un desgraciado contigo – reiteré…
- por qué dices eso? – me cuestionó tratando de controlar el llanto…
- no sé… tú explícamelo, pero al menos para todos los que nos rodean, incluyendo a los meseros, eso soy por mi manera de tratarte: te he tenido llorando durante la cena…

W se sorprendió, volteó a nuestro alrededor y descubrió que varios pares de ojos nos observaban: a ella compadeciéndola y a mí fulminándome… dejó de gimotear…

14.
- de los textos que he leído éste es el más hermoso de todos – me dijo sosteniendo “El rey en el jardín” de Senel Paz…
- es el mejor libro de la literatura Cubana – comenté satisfecho…
- deja de burlarte de mí – reclamó W divertida…
- no lo hago – aclaré – jamás imaginé encontrarme con una persona que pensara lo mismo que yo…
- gracias por regalármelo – dijo abrazándolo – ahora tengo un dilema…
- cuál? – pregunté intrigado…
- no sé qué me gusta más: si “El rey en el jardín” o la dedicatoria que me escribiste en la primera página…
- eso sólo puedes decidirlo tú – le aclaré…
- te dejaré con la duda - advirtió con una coqueta sonrisa…

15.
Una mañana de principios de septiembre, cuando comenzaba el tercer año de su intento de divorcio, me llamó a mi celular:

- hola – saludó y sin esperar mi respuesta agregó – me urge verte…
- estás bien? – pregunté preocupado…
- puedes ahorita? – ignoró mi pregunta – estoy en la cafetería de la librería del Fondo de Cultura Económica…
- déjame avisarle a mi jefe que saldré al banco…
- te espero – avisó… 


Estaba sentada ante una taza de café, al verme su rostro se iluminó…

- quieres tomar algo? – preguntó…
- otro igual al tuyo – respondí llamando al mesero…
- ya está – avisó…
- qué? – dije extrañado mientras me tomaba de la mano…
- mi divorcio – aclaró – vengo de firmarlo: recuperé todo lo mío…

Me quedé observándola: parecía confundida aunque en su mirada se percibía la certeza de algo, quizá “un futuro”, a saber en qué confiaba… conversamos largamente hasta que metió la mano a su bolso, cosa que cuando pretendió sacar le detuve…

- ni lo intentes – le advertí…
- qué? - preguntó extrañada - cómo lo sabes?!…
- si lo haces me ofenderás – dije mientras me reservaba, una vez más, aquello de mi aún intermitente videncia…
- cómo puedo retribuirte que hayas sufrido conmigo?
- en verdad quieres hacerlo?
- sí – respondió…
- con una sonrisa que refleje el estado de tu alma es suficiente…
- nada más? – me cuestionó extrañada…
- estos años he rezado por ti y en su momento tú también lo harás por mi alma: es lo mejor que puedes darme… aparte de esa sonrisa - y me sonrió: me dio el gesto lleno de luz que quería ver…
- pero fue mucho el tiempo que estuviste junto a mí, te debo tanto…
- si crees en las reencarnaciones o en la “ley del karma”, creas en lo que sea, nada nos debemos…
- eres un verdadero cabrón: siempre lo dije…
- en verdad sabes quién soy? – la cuestioné…
- mentiría si lo afirmo, pero algo me imaginé que tenías en especial cuando acepté que me invitaras a tomar un café la primera vez que te vi – reconoció… le sonreí al tiempo que recargaba mi espalda en el respaldo del sillón: ello significó una alerta para la paz de su alma…
- quién es ella? – dijo percibiendo una leve contrariedad en mi rostro, pero más que nada como buena observadora que siempre fue…
- lo mejor o lo peor de todo es que no lo sé – me sinceré – ha captado mi atención, aunque no hay nada formal…

W clavó la mirada en uno de los estantes llenos de libros que estaba mis espaldas y permaneció en silencio tratando de controlar las lágrimas… una vez que lo consiguió dijo:

- sabes que estoy enamorada de ti? - me preguntó…
- me temo que sí...
- desde cuándo?
- desde cuándo me amas o en qué momento me di cuenta?…
- no importa: yo puse esos límites cuando aclaré que “un futuro” entre nosotros no era seguro - se resignó - yo maldije esa oportunidad
- el futuro no existe – la interrumpí – olvidé decírtelo aquella vez…
- me da gusto que haya alguien – expresó – a cambio de todo lo que me has dado déjame regalarte un libro o tres o diez: los que tú quieras de todos los que hay aquí… por muy caros que sean…
- sólo “Hotel tierra” – respondí tras pensarlo bastante – creo que el autor es Sabino Méndez…
- únicamente ése?! – me cuestionó…
- sí…
- quiero hacerte una pregunta – pidió tras dudar…
- hazla…
- por qué aceptaste quedarte a mi lado?
- por la única razón por la que hago muchas cosas en la vida, pero nadie lo entiende: porque se me dio la gana - W abrió exageradamente sus hermosos ojos…
- lo dicho: eres un cabrón, vamos a buscar “Hotel tierra”…
 
Cuando salimos de la librería el texto de Sabino Méndez iba debajo de mi brazo izquierdo mientras que W afianzaba mi mano derecha… propuso meternos a un motel, garantizándome que mi integridad física estaría a salvo si así yo lo decidía… una vez ahí estuvimos abrazados viendo documentales sobre la vida marina hasta que la pasión nos rebasó… posteriormente ordenamos paella con vino blanco para celebrar su recobrada libertad…

Llegando a la entrada de mi trabajo recordé que iba a necesitar un pretexto para explicarle a mi jefe por qué tardé en regresar a la oficina…

16.
Durante meses nuestras salidas dejaron de ser discretas y nos veíamos casi a diario, adquiriendo el ritmo de una relación sentimental común y corriente: nos fuimos a vacacionar a la playa, concretamente a Ixtapa, donde pasamos 7 días disfrutando del sol, del mar y de largos paseos en lancha recorriendo las hermosas costas de aquella turística zona del estado de Guerrero…

En otra ocasión pasé un fin de semana en su casa… el único pero aquella ocasión fue el breve momento en que se le ensombreció el brillo de su mirada cuando recibí una llamada de la mujer que me tenía inquieto desde hacía meses… la invadió un momento de desánimo, pero de inmediato se recompuso y terminamos disfrutándolo bastante… 


Si bien no hizo ningún comentario, sé que algo se rompió dentro de ella, aunque en ese momento no lo percibí…

17.
Un viernes por la noche fuimos al “MultiForo Cultural Alicia”, donde mis amigos del grupo “Cabezas de Cera” darían un concierto… presenté a W con todos mis conocidos hasta que entramos al auditorio donde me encontré a Rafael Catana…

- mira W: él es mi gran amigo Rafael – señalé cortésmente - te presento a mi novia W…
- mucho gusto – dijo Catana estrechándole la mano para posteriormente darme un efusivo abrazo y decir con malicia – así que por esta belleza fue que me abandonaste? – y agregó - ya le has contado de nuestro romance?

Ella se sorprendió (no estaba acostumbrada a ese tipo de bromas ni a tratar con personajes cómo él), yo solté una carcajada y Rafael se apenó un poco ante la exagerada confusión que le provocó…

- no te lo creas preciosa, es una broma – intervino mi amigo… tras la aclaración ella se relajó e incluso sonrió varias veces divertida a lo largo del concierto…

18.
Tiempo después W cambió de empleo por uno que le llevó a viajar mucho y ausentarse bastante del país, así que los encuentros en su casa y las citas en restaurantes, librerías, cines y cafeterías se fueron diluyendo, siendo sustituidas por divertidos correos electrónicos…

Una noche durante una romántica cena le dejé conocer mis sentimientos a la hermosa mujer que había estado cortejando, confesión que coincidió con una llamada que W me hizo esa misma madrugada, desde Londres, diciéndome que prolongaría su estancia en Europa de manera indefinida…

Por el tono de su voz supe que sufría al comunicármelo: en ese momento comprendí que el cambio de trabajo fue con la intención de alejarse de mí al darse cuenta que tenía que dejarme en libertad… así que no hubo necesidad de decirle que horas antes un “sí” me había hecho un hombre muy feliz… se lo compartí semanas después…

18.
Actualmente la vida de W transcurre entre Lyon, Madrid y Florencia, desde hace varios años, en compañía de un pintor francés de origen aristócrata… sigue siendo una mujer hermosa de acuerdo a las fotografías que ocasionalmente me envía vía mail, junto con alegres descripciones de todo lo que ha descubierto en Europa …

Siempre amenaza con venir a mexiquito para secuestrarme y pasar unos días juntos en Jumiltepec, aunque estoy seguro que lo dice a manera de cumplido… sin embargo, sus textos siempre los termina con un apasionado: jamais va cesser de t'aimer

No hay comentarios: