1 de agosto de 2015

El Museo Nacional de Antropología inventa religiones con Santería e Ifa



para cutberto
1.
El Museo Nacional de Antropología es el más importante no sólo en méxico, sino en Latinoamérica, al contar con 24 grandes salas que abarcan las culturas prehispánicas más ricas de la llamada Mesoamérica…

Como todo espacio vinculado al estudio y conservación de las raíces étnicas, este recinto cultural terminó por convertirse en un vórtice de energía ancestral al contener vestigios de antiguas razas por su conexión con la muerte, los sacrificios humanos, representación de deidades, las ofrendas para recibir sus favores, y en general, por expresar de diferente manera sus muy particulares cosmogonías…


Entrar a este recinto, sobre todo siendo Brujo, Muertero, Chamán o Curandero, es llegar a lo que algunos antropólogos llaman “un mundo mágico”, es hacer un viaje al pasado y es ponerse en contacto con el conocimiento que aún palpita en las piezas esculpidas en piedra, talladas en madera o tejidas en diversos materiales cuya energía el paso de los años no ha erradicado…

Pero adentrarse en sus pasilllos también provoca descubrir el riesgoso invento de extrañas religiones que, independientemente de la risa o indignación que provoquen, se convierte en una peligrosa “herramienta” si se pretende trabajar espiritualmente con ella…

Y eso sucede cuando llega la noche y el Museo cierra sus puertas: algún ignorante está realizando ceremoniales y mezclando energías que en nada vienen al caso con las culturas prehispánicas y que demuestran, una vez más, que los mexicanos no tienen la más mínima idea de en dónde termina una frontera cultural y en dónde comienza una creencia religiosa…

2.
En días pasados acudimos al Museo Nacional de Antropología con la intención de “refrescar” nuestras iniciaciones como Curanderos, ya que los guías que nos acompañan en esta práctica espiritual fueron originarios de culturas étnicas, mismas que alcanzaron su esplendor antes de ser invadidos por los españoles, y si bien fueron muchas las sorpresas que nos encontramos, sólo me detendré en una de ellas: la ridícula mezcla que algún funcionario del recinto hace entre la mexicanidad, Santería e Ifa…

3.
Recorriendo el Museo entramos a la Sala E llamada “Sierra de Puebla”, en donde un letrero informa que existen 7 grupos étnicos de entre los cuales se exponen diversas manifestaciones espirituales a través de figuras, fotografías, escenografías, figuras y altares…

Una vez que nos acercamos a un altar (cuya explicación señala que éstos se montan para pedir solución a un problema), notamos no sólo la reproducción de uno de ellos ubicado en un cerro, sino que además el sagrario cuenta con diversas ofrendas, más descubrimos que no es lo que parece…


Si bien a primera vista es un altar común montado en el medio natural, al ponérsele atención se nota que el encargado del Museo (o el ignorante que pretende se le conceda un capricho), ha estado jugando con una incomprensible mezcla de indigenismo (observense las velas de cebo en el tarro de barro), y Santería al colocar una veladora vinculada a las 7 potencias africanas


Si hacemos eco a la explicación tradicional, una veladora es usada en rituales de magia, hechicería y/o esotéricos para llamar al “poder del fuego” y proteja e ilumine los caminos a través del fuego y la luz… correcto, pero aquí estamos hablando de una exposición vinculada a un grupo étnico, montada en un respetado Museo, que debería ser ajena a cualquier tendencia, emoción o interés particular y cuyos responsables se supone saben lo que hacen…

No se puede dar oportunidad a que el autor de esta estupidez sea justificado por ignorante (no se colocó por desconocimiento del uso de estos cirios), pues si se observa a lado de la veladora de las 7 potencias africanas están los discretos residuos de otra que en su momento escurrió cera, lo que demuestra que sí se están efectuando rituales que mezclan indigenismo y Santería…


Pero hay más en este Museo: no sólo un neófito jugando con la Osha, sino también con Ifa…


Sé que algún antropólogo querrá, y hasta podrá, dar una explicación lógica a la conjunción de estos atributos… pero un Babalowo también logrará exponer con extremada exactitud la combinación que estos dos elementos tienen en Ifa... 

Podría dar otros ejemplos, como la presencia de pulseras de Oshun y collares de Eleggua, pero creo que está de sobra, así que sólo puedo decir que como mexicano tengo vergüenza sobre la grandísima estupidez que se está cometiendo en este antes importante museo…

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Increible que realicen rituales dentro del museo...
Es de imaginarse que estan usando piezas arqueologicas tambien. Que pena

ujule-rachid dijo...

hola anónimo

y hacen cosas peores...

saludos...

Anónimo dijo...

Que cosa puede ser peor que profanar objetos con tanto valor espiritual?

ujule rachid dijo...

hola anónimo... te doy la razón, en parte, porque desde hace muchos, sobre todo en la década de los 70s, muchos presidentes se dedicaron a saquear los salones del museo nacional de antropología, así que tanto como profanación lo único que hacen las nuevas autoridades que lo permiten es simplemente, como decimos en méxico, dar atole con el dedo con la falsa existencia de vestigios y objetos prehispánicos...

pero vámonos más allá, por ejemplo, no es muy conocida la historia, pero el expresidente mexicano josé lópez portillo creía ser la reencarnación de quetzalcóatl, así que se dedicó acumular todo lo relacionado con dicho dios nahuatl: si no se llevó la pirámide localizada en teotihuacan fue porque no cabía en la sala de su casa...

suerte

Anónimo dijo...

para que se usan las veladoras de 7 potencias?

rachid ujule dijo...

para trabajar el avance en la vida en numerosos aspectos como la salud, protección, dinero, etc... saludos...