Dos días después de aplicarse la eutanasia a la francesa Anne Bert, se publica “Le tout dernier été”, libro donde narra su experiencia con la esclerosis… Apoyado por una mañosa campaña de publicidad, el escritor español Fernando Aramburu gana el Premio Nacional de Narrativa 2017 por su novela “Patria”… El colombiano Luis Miguel Rivas presenta “Era más grande el muerto”, novela ubicada en los años 80 y 90, cuando Pablo Escobar ridiculizó al Gobierno… 23 narradores de España y América celebran el centenario de Juan Rulfo con el libro "Rulfo, cien años después"… El premio Nobel de Literatura decepciona de nuevo: gana Kazuo Ishiguro, un escritor británico de corta producción literaria…

17 de agosto de 2015

Te regalo mi música



1.
Gene Simmons, bajista de Kiss, declaró hace unos días: “podemos hacer discos y giras y siempre tenemos a nuestros fans. pero es muy triste para los grupos nuevos porque los sellos disqueros no pueden juntar el dinero, y eso es porque los fans descargan o comparten la música gratis… de modo que lo que está matando la música no son las corporaciones, son los fans”…

Más la realidad es que una banda de rock, y en general cualquier artista, ya no puede vivir de las ventas de sus discos…

2.
Gerardo González, guitarrista del grupo mexicano “Vantroi”, me explicó en una de nuestras borracheras: “sabes cuánto cuesta la impresión de un disco en estados unidos, con su empaque, cd, portada, cuadernillo y el envío hasta la puerta de tu casa? un dólar incluyendo aranceles, en promedio ese disco se vende en 200 pesos, y sabes cuánto te pagan a ti, siendo músico poco conocido, por cada unidad vendida? el 2%… si eres Luis Miguel o Maná que venden millones, te dan hasta el 7%, y el resto se lo queda la discográfica, así que en dónde está el negocio del artista? en sus conciertos: eso es lo que da para comer”…

Las descargas son un tema que provoca división en el medio musical: los que están en contra, a quienes les es indiferente y aquellos que invitan a los seguidores a bajarse sus discos…

3.
Radiohead puso el mal ejemplo en eso de un grupo que piensa primero en sus fans que en los bolsillos de las discográficas: ofreció en 2007, por internet, su disco “In Rainbows” para que el público decidiera su precio: fue un éxito 9 millones de dólares directo para ellos, crearon polémica y ganaron enemigos…

Coldplay y Prince siguieron su modelo, Nine Inch Nails los imitó pero se arrepintió… Tom Smith, cantante de Editors, acusó: “In Rainbows fue lanzado de manera egoísta”… Robert Smith, líder de The Cure, dijo: “no me gusta, francamente... ahora es como si el boom de la música de estudio hubiera muerto y tuvieras que tocar en directo para ganarte la vida”… pero el propio Prince discrepó hace unos días: “Los contratos discográficos son como, voy a decir la palabra, esclavitud”…

En nuestro idioma también hubo quienes regalaron su música como los argentinos Thaykhay y Los Petardos!, los españoles Planeta Lem y Odio Paris, los peruanos Gandulias los mexicanos The Melovskys y Los Esquizitos, el francés Manu Chao y los chilenos Los Miserables y R.E.S…

José Manuel Aguilera, guitarrista del grupo mexicano La Barranca, acusó: “Las bandas que regalan su música la malbaratan: los pintores no regalan sus cuadros ni los escritores sus libros”... Wayne Coyne, cantante de Flaming Lips, confesó: “la verdad ni siquiera creo que sea malo: yo mismo bajo discos de Internet"... y el guitarrista español Fito Cabrales sentenció: “La música no necesita a la industria discográfica: la música es música y sólo necesita músicos”…

4.
Jim Root, guitarrista de Slipknot, plantea otro escenario cuando señaló hace algunos días: “Los sellos (están cerrando) continuamente. es el pop y el rap los que hacen que los sellos sigan funcionando porque es la única gente que aún compra discos”...



Como sea, en 2015 los grupos siguen contactando a sus fans: Shooting Star está regalando su nuevo disco “Into the Night”, Nicolas Jaar lo imita con “Pomegranates”, Graham Bonnet Band con “Escape from Alcatrazz” y Wilco con “Star Wars”, y su líder Jeff Tweedy lo explica así: “¿por qué lanzamos un álbum de esta manera y por qué lo hacemos gratis? bien, la razón más grande, y no estoy seguro de que ni siquiera la necesiten los demás, es que sentíamos que sería divertido. ¿qué es más divertido que una sorpresa?”…

5.
Algo está sucediendo en esa lucha en la que algunos artistas defienden el concepto de derechos de autor y otros músicos opinan que el arte debe ser gratuito, conservar la creatividad, la calidad, la libertad y a su vez mantener el contacto con sus seguidores…

Thom Yorke (quien regaló su disco “Tomorrow's Modern Boxes” a través de la plataforma torrent The Pirate Bay), emprende ahora una cruzada contra Spotify y los servicios streaming: ”Siento que como músicos tenemos que luchar contra Spotify. cuando hicimos In Rainbows lo más emocionante fue la idea que podríamos tener una conexión directa entre el músico y la audiencia. ahora, toda esta maldita gente se mete de por medio, como Spotify, quienes tratan de ser como porteros de todo ese proceso”… “ellos creen que pueden llegar, juntar toda la música, regalar todo los catálogos viejos y no morir en el intento”

6.
Queda claro que estamos frente a una lucha entre “malos” y “buenos”, pero los malos no son los que descargan música de la web, en realidad son los sellos al quedarse con la idea de enriquecerse a costa de grupos y cantantes de dudosa calidad, impuestos a las audiencias a través de publicidad indiscriminada…

En el escenario de quienes bajan música, los falsamente perjudicados artistas y las artificiales pérdidas de las discográficas, cobra fuerza en los músicos el concepto de que sea el público quien ponga precio a sus discos, o en su caso, optan por regalarlos a cambio de mantener contacto directo con ellos… y si este esquema permanece, entonces las discográficas no están en lo correcto al encarcelar a quienes realizan descargas… un ejemplo de cómo es viable que un artista se mantenga sin necesidad de intermediarios está en “NoiseTrade”…

7.
“NoiseTrade” es una plataforma que ayuda “a los artistas a comunicarse de manera significativa con los fans, a través del intercambio de música de manera libre, a través de correo electrónico y códigos postales”…


Definir el concepto podría resultar artificioso, de ahí que lo válido sea que los músicos que optaron por difundir su arte a través de esta plataforma, sean quienes lo definan de la mejor manera: "hace que sea fácil para los fans compartir su amor por la música de una manera orgánica, natural. Este tipo de promoción, una conexión de boca-a-boca, es el alma de todos los artistas"…

El ejemplo de Radiohead cundió y lejos de ser un desplante individual, noisetrade.com generó un movimiento que apuesta por la independencia y por tomar en cuenta al escucha, dándole la opción de escoger lo que desea oír…

Es de imaginarse la cantidad de dinero que dejaba a las disqueras la venta de discos hace algunos años, por lo que se declararon indignados cuando sus artistas decidieron regalarla: ahora la misma tendencia está cundiendo con los escritores y “NoiseTrade” ha incluido en su página una sección de libros y audiolibros descargables nada despreciable…

8.
La idea es que el escucha o lector se encuentra con un precio máximo a pagar por una obra tras una valoración personal del trabajo, más si no se desea pagar el visitante tiene la opción de descargar gratuitamente lo que desee… no sólo incluyen los más variados géneros musicales como el rock, jazz, reggae, clásica, blues, reggae, hip-hop, electrónico y metal, sino también diversos tipos de literatura como negocios, cómic, fotografía, humor, ciencia ficción, política, cocina, informática, historia, filosofía y demás…

“NoiseTrade” da más que descargas gratis: al momento de entrar a la página de un cd proporciona información de la web del artista, lista de grupos parecidos en su estilo, sello, lugar de origen, medios para contactarlos, links para adquirir físicamente su discos, videos y una lista de sus próximos conciertos…

Tratándose de los libros suministran la web del escritor, lista de autores parecidos, lugar de origen, editorial, medios para contactarlos, links para adquirir físicamente sus libros, trailers, idioma del libro, calificaciones recibidas en revistas especializadas y reseñas…

La plataforma cuenta con otros servicios gratuitos: boletín de noticias y novedades vía mail y un interesante plus: difusión de compilados antes de la celebración de los principales festivales de música alternativa como Rendezvous Music Festival, Towersey Festival, Moon River Music Festival, Great River Folk Festival y Lynchstock Music Festival…

9.
Quedarse con la idea de que “NoiseTrade” es un sitio web para bajarse música sin cargos de conciencia, sería no aprovechar su potencial pues este proyecto no hace distinciones: lo mismo se encuentran artistas ingleses y norteamericanos que de australia, chile, kenia, alemania, brasil, italia, méxico, canadá y belice ofreciendo sus grabaciones a un dólar, pero al mismo tiempo es una oportunidad para que cualquier músico o escritor suba su obra y sea conocido en cualquier lugar del mundo…

1 comentario:

José Krüz dijo...

Por demás interesante, apunta y fundamenta muy bien su escrito.
Saludos.