Dos días después de aplicarse la eutanasia a la francesa Anne Bert, se publica “Le tout dernier été”, libro donde narra su experiencia con la esclerosis… Apoyado por una mañosa campaña de publicidad, el escritor español Fernando Aramburu gana el Premio Nacional de Narrativa 2017 por su novela “Patria”… El colombiano Luis Miguel Rivas presenta “Era más grande el muerto”, novela ubicada en los años 80 y 90, cuando Pablo Escobar ridiculizó al Gobierno… 23 narradores de España y América celebran el centenario de Juan Rulfo con el libro "Rulfo, cien años después"… El premio Nobel de Literatura decepciona de nuevo: gana Kazuo Ishiguro, un escritor británico de corta producción literaria…

11 de septiembre de 2016

Willy Deville y su final con un dejo de vudú

Llegar a casa de Ignacio Pineda, dueño del Multiforo Alicia, siempre ha sido pretexto para vivir situaciones impredecibles o escuchar discos que jamás pensé que existían… uno de ellos fue el grandioso “Victory Mixture” del cantante, guitarrista, armonicista y pianista Willy Deville…

Explicar que Willy era norteamericano y nacido en Connecticut sería mera formalidad, pues su mezcla de rock, cajun, soul, blues, rumba, new wave, cabaret, mariachi, creole, salsa, polka, boogie, zydaco y jazz nos llevaría a olvidar nacionalidades, y géneros musicales, para definirlo como uno de los músicos más completos de todos los tiempos…

Ninguno de sus discos provoca indiferencia y ello lo demuestra la maestría que plasmó con diversos ritmos en los 14 álbumes que grabó y de los que opinaba: “el secreto de grabar un disco es saber cuándo detenerte… uno sabe que si vuelve a entrar en el estudio otra vez, va a matar la canción”… su pasión por la música era tal que declaró: "todo gran artista es un intermediario entre Dios y los hombres"…

Su obra se aprecia en sus colaboraciones con Mitch Ryder, Earl King, Vanessa Paradis, Los Lobos, Dr. John, Mark Knopfler, Allen Toussaint, Los Mariachis Camperos y Jean-Claude Petit; como integrante de bandas como Billy and the kids, The Royal Pythons y los afamados Mink DeVille y como solista: de su primer disco el tema “Spanish troll” llegó al puesto 20 en Inglaterra… su importancia lo hizo uno de los músicos más exitosos en la historia del festival de Jazz de Montreux…

Músico inquieto y acérrimo crítico de la industria disquera buscó inspiración en California, Paris, España, Berlín y Nueva Orleans, de ahí que su estilo crossover mutara en un mestizaje musical que podría resumirse en la canción “Hey Joe”, que interpretó con solvencia en una extraña mezcla de mariachi y rock y de la que reconocía: “le puse ritmo latino con un sonido moderado de conga y címbalos para que los gringos truenen los dedos”… y señalaba: “a la música que habla por sí misma no es apropiado ponerle color, credo, raza ni nada… cuando todos escuchaban a Los Beatles, yo escuchaba a Muddy Waters y John Lee Hooker”…


Desde joven tuvo debilidad por los excesos: tras grabar el exitoso “Le Chat Bleu”, desapareció con el adelanto que le dio su discográfica y lo gastó en heroína, pese a ello no dejó de entregar soberbias canciones llenas de sensibilidad… curiosamente cuando conocía a jóvenes que consumían drogas les advertía: “¿no sabes lo que le ocurrió a la nieta de Tyrone Power?", lo que le llevó a acuñar la frase en honor a Ylenia Carrisi: “Louisiana está transitada diariamente por ángeles y demonios”…

Por sus problemas de salud, de ser alto, de cabello largo, atlético, con aretes y anillos, enfundado en elegantes trajes negros y explotando su imagen gitano/latina con el público femenino (decía: "Dios es una mujer"), pasó a ser delgado, pálido, de mirada dura, tembloroso y con raros cortes de pelo que le dieron un aspecto provocadoramente perverso, más nunca perdió esa tesitura en su voz que podía transitar desde el infierno hasta el cielo erizando la piel del más impávido…

Falleció en 2009 de cáncer en el páncreas y hepatitis C agravadas por su creciente adicción a la heroína tras la muerte de su esposa, pero hizo hasta el final lo que más le gustaba: grabar y tocar… su último disco, “Pistola”, lo grabó antes de morir mientras reflexionaba: “ahí es cuando la vida se pone interesante, cuando cumplí 50… nunca creí que llegaría a cumplir 30, lo confieso. Y ahora creo que la música siempre va a estar conmigo”…

La influencia de ritmos africanos fue resultado de sus estancias en Nueva Orleans, se interesó en en el vudú, pero sus problemas de salud no lo dejaron ir muy lejos... en una de sus últimas entrevistas afirmó: “soy un poeta, un blusero, siempre quise serlo, pero he tenido que pagar un precio muy alto, ha sido una educación muy cara, me he hecho pedazos”…

Recién se ha publicado “Collected (1976-2009)” que incluye rarezas, inéditos y un libro biográfico, a su vez se concretó una banda que el cantante Jimmy Sterman armó con músicos que tocaron con DeVille y grabaron el disco tributo “Stars That Speak”, lo cual en su conjunto constituyen opciones para acercarse al legado de un músico prolífico que supo ganarse su leyenda…

No hay comentarios: