12 de febrero de 2018

Irete Yero no solo es el capataz de Eggun


1.
Irete Yero es un signo poderoso: quien lo porta es el capataz de Eggun femeninos, y estos, los espíritus de las mujeres, son los más temidos dentro de Ifa.

He conocido Babalowos que durante un Itá de Mano de Orunla, cuando Orunmila da Irete Yero como toyale, abren asustados los ojos (sobre todo si quien lo tiene es mujer y es hija de Oya), titubean para seguir hablando y no se diga si es en Itá de Osha, más si se piensa que quienes lo portan poseen la facultad de arrear Eggun femenino, están equivocados: son más las características por las cuales se debe temer.

Si bien en este odun nace atraer el Eggun de las mujeres, también nacen las pompas fúnebres, la bóveda bancaria, las matemáticas, la masonería y la poda de los árboles, lo que lo convierte en uno de los principales signos de Ifa muerteros.

2.
Si está en iré, Irete Yero tiene aspectos positivos y fortalezas para quienes lo portan en su lerí, por ejemplo: a los enemigos (que tiene bastantes y por todos lados) los doblega Ifa, es generador de fortuna aunque el conocimiento es su verdadera riqueza, cuentan no solo con el apoyo de los Eggun femeninos sino también de los espíritus indios que dan sabio consejo, se es cobijado y protegido por Orunmila, se disfruta en vida de las virtudes que otorga la sabiduría cuando la encuentra, cuenta con las plumas de pavorreal para repeler brujerías y maldiciones, se reciben buenas ofertas laborales para trabajar exitosamente en otros países y todo su saber es adquirido a través de la experiencia.

Señala que el conocimiento espiritual conlleva la evolución y se logra el entendimiento y comprensión del entorno social, material y natural, permite a la mujer hacer rogación de cabeza a su esposo, se debe actuar siempre con consciencia, si se trata bien a su pareja habrá vida estable, se viven mudanzas constantes, el sacrificio y las buenas acciones dan salud, le llegan suertes que le permiten avanzar en la vida, las buenas noticias se reciben a las doce del día y su suerte está en el cabello (por eso debe evitar que se lo toquen).

Tiene la ventaja de que los colores de su ropa le atraen energía positiva, suerte y fortuna; proporciona capacidad para destacar como inventor; posee la virtud de que todo mundo le cuenta sus secretos y hasta sus enemigos le dicen la verdad; puede asumir diferentes personalidades sin ningún problema; facilita la adivinación y las predicciones; tiene en la bondad una de las mayores virtudes; mientras más temprano se levante a trabajar mayores serán sus ingresos; se caracteriza por su carácter fuerte; ímpetu, toma de decisiones e inteligencia; las hierbas medicinales son su mejor aliado para superar enfermedades y una curiosidad: las ranas y las hormigas dan la suerte.

Por si no fuera suficiente su muerterismo, en este signo Oshun ekin orun se encarga de ir a buscar las almas de los seres humanos a la hora de su muerte, lo que hace que Oshun sea su protectora, sí, pero por lo mismo a esta Orisha se le deben tener atenciones de forma permanente, además de que una entidad de su Cuadro espiritual nunca podrá ser definida ya que asume diferentes personalidades y es quien más le resguarda, también aquí nace el camino de los tres espíritus femeninos (aquellos que se encuentran en los bosques). Por todos estos vínculos con el mundo de los desencarnados, Irete Yero debe atender constantemente a los familiares fallecidos y a los antepasados, ya que ello permite depurar la espiritualidad individual y del clan familiar.

3.
Si está en osogbo, el signo también tiene aspectos negativos y debilidades: es enamoradizo, padece conflictos familiares, no puede comprometer su palabra para no caer en trampas, es desordenado y por guardar sus cosas olvida donde las esconde, se deben evitar los pleitos y meterse en guerras ajenas, se debe analizar el comportamiento propio para evitar la muerte de joven y salvar a la familia de caer en vicios, se padecerá brujerías mientras viva, se distancia del padrino, debe ser ahorrativo para cuando llegue la época de escasez, se es desobediente y testarudo, los padres se hacen posesivos con sus hijas y eso las lleva a la perdición, no se debe renegar del destino pues fue el que decidió vivir antes de nacer y avisa que todo trabajo debe cobrarlo por adelantado.

Así mismo debe buscar la sabiduría para afianzar las etapas de riqueza y bonanza, no se puede ser ignorante, sus enfermedades son secuela de mala actitud hacia los demás, se debe entender que los problemas y dificultades forman parte de la vida cotidianas, se debe aprender a controlar las emociones (enojo, rencor, frustración, ira), para que la forma de actuar parta de la comprensión y la determinación, no se puede permitir que el comportamiento sea influenciado por comentarios de nadie, se debe ser amable y considerado con las personas para que el mundo lo sea con uno, no se debe ayudar más al prójimo más de lo que se pueda y se debe tratar con respeto a los subalternos.

Avisa que siempre se tiene algo pendiente, le cuesta trabajo resolver cualquier asunto, no se debe pelear con mujeres para evitar la venganza de las hijas de Oshoronga, padece la crítica por su moral y reputación, se debe ser previsor, para crecer en el trabajo debe ser honesto y responsable, se cuenta con nueva posición pero de pronto cae y todo lo pierde por falta de sabiduría, se debe trabajar mucho y con paciencia en la vida para obtener sus cosas, se pagan las actitudes que se asuman con soberbia, no se puede ser flojo, se debe evitar el chisme y se practica oparaldo para alejar energías oscuras.

Espiritualidad y salud van de la mano en Irete Yero, pues en el aspecto religioso manda a Ifa (aunque ya siendo Awo sólo puede consagrar siete ahijados), los Babalowos no pueden vivir con hijas de Oshun y si es mujer hija de Shango (la que tiene este signo), no debe de vivir con Babalawo porque la puede matar; también la mujer casada debe cuidarse de tener amistad con Paleros y los hijos de Oggun pues cualquiera le harán amarre amoroso con un caldero para que abandone a su esposo e hijos; quién lo porte puede destacar como tamborero y/o cantante de Orikis; el signo obliga a la evolución espiritual, a la humildad, a buscar la sabiduría, la sapiencia, al estudio de la religión de los Orishas e Ifa (los hombres pasan a Ifá y las mujeres al cuestionado Iyanifá).

Las enfermedades le aquejarán siempre, más estas son del espíritu (sobre todo cuando se enfrenta a un dilema, conflicto o no alcanza a comprender el origen de ciertas situaciones y contrariedades), padecimientos que se reflejan en la tiroides, huesos, estrés, alergias, memoria, cáncer, hígado, garganta, infartos, vesícula biliar, estómago y enfermedades degenerativas, por lo que se debe buscar la evolución espiritual, el equilibrio emocional y la paz interior, de ahí la importancia de que sea practicante de Yoga y Meditación, o en su defecto, que reciba Olokun lo más pronto posible.

4.
Este signo posee un gran secreto. Dice el refrán: “mientras el mundo exista Irete Yero siempre padecerá guerras, envidias y brujerías”, principalmente por parte de las mujeres, de ahí que el secreto para repelerlas es que en su casa haya macetas con bambú, ruda, clavel del aire, siempre viva, perejil o pararrayos, pero lo más importante: a todas nunca debe faltarles un rehilete clavado en la tierra al que el viento mueva constantemente para que aleje pleitos, celos y maleficios.

No hay comentarios: