Dos días después de aplicarse la eutanasia a la francesa Anne Bert, se publica “Le tout dernier été”, libro donde narra su experiencia con la esclerosis… Apoyado por una mañosa campaña de publicidad, el escritor español Fernando Aramburu gana el Premio Nacional de Narrativa 2017 por su novela “Patria”… El colombiano Luis Miguel Rivas presenta “Era más grande el muerto”, novela ubicada en los años 80 y 90, cuando Pablo Escobar ridiculizó al Gobierno… 23 narradores de España y América celebran el centenario de Juan Rulfo con el libro "Rulfo, cien años después"… El premio Nobel de Literatura decepciona de nuevo: gana Kazuo Ishiguro, un escritor británico de corta producción literaria…

7 de junio de 2013

Los viejos regresan con nueva música 1

1.
A falta de inspiración para grabar un nuevo disco con material original de parte de los actuales integrantes de Blue Oyster Cult (BOC), es Blue Coupe, herederos de esta legendaria banda, quienes sacan su álbum debut con bastante suerte…

Integrado por los hermanos Albert Bouchard en la batería, Joe Bouchard en la guitarra y teclados (ex integrantes de BOC) y Dennis Dunaway en el bajo, (músico participante en la mejor etapa que ha tenido Alice Cooper), Blue Coupe es una excelente banda que retoma el sonido de los neoyorkinos BOC para plasmarlo en su primer disco llamado Tornado on the Tracks…

En este álbum tienen como invitados a Robby Krieger en la guitarra (ex socio de Jim Morrison y viejo colaborador de BOC) y al dúo Tish & Snooky apoyándolos en los coros…

Tornado on the Tracks es un buen disco si se le compara con el insulso y aburrido Curse of the Hidden Mirror publicado en el año 2001 por los propios BOC…  a lo largo de los 10 tracks pueden encontrarse ecos del trabajo realizado por Albert y Joe Bouchard en su antigua banda, junto a la pesadez del sonido Cooperiano de Dennis Dunaway…


Sin embargo, tampoco se debe pensar que el estilo de Blue Coupe es una imitación del sonido de las bandas originales de sus integrantes… en es obvio que en el disco sí encontremos esos ecos musicales, como habría de esperarse, pero también buscan una personalidad propia y muestra de ello lo tenemos en el primer tema: You (Like Vampires), en el que en su instrumentación encontramos una estructura propositiva dentro del contexto del hard rock de sus creadores…

Destaca también la desgarradora God I Need You Tonight… los resabios psicodélicos de Dolphin's Smile o piezas distorsionantes como Tornado Warning  o las hardrockeras Man up y Waiting for My Ship…

Tornado on the Tracks no venderá millones y quizá Blue Coupe no alcanzará el status de leyenda llenado grandes estadios, sin embargo, esto no obedece a la falta de calidad del disco… sería resultado de que Albert y Joe Bouchard y Dennis Dunaway pertenecen a esa camada de “artistas” que aparte de tocar sus instrumentos, cantan y componen sus canciones, algo pasado de moda en el contexto de la creación de ídolos desechables…

Excelente disco que se puede escuchar de un tirón sin generar bostezos... defectos? algunas canciones suenan demasiado pulidas y parecieran orientadas a las estaciones de radio en FM, aunque no por eso pierden ese toque hard que tanto ha caracterizado a estos músicos a lo largo de su carrera… además, alguna repercusión comercial habrá tenido el disco, pues la banda ha anunciado la publicación de una segunda grabación bajo el nombre tentativo de Million Miles More…

2.
Tras muchos años de ver el nombre de Deep Purple mancillado por el errático liderazgo del cantante Ian Gillan, finalmente la banda consigue sacar un disco decente bajo el nombre de Now what!?, y que si bien no los regresará al status de leyenda que tuvieron cuando aún contaban en sus filas con Ritchie Blackmore (guitarra) y Jond Lord (teclados), por lo menos si les ha hecho disminuir las enraizadas críticas negativas que durante diez años acumularon…

Publicado hace unos días, el álbum ocupa en la primera semana de junio el puesto número 7 de la clasificación de Billboard correspondiente a discos de hard rock… y sería justo reconocer que esta buena noticia limpia un poco la imagen al nuevo rechazo este 2013 a que la banda fuera incorporada al tan cuestionado Rock Hall of Fame…

Porque seamos sinceros, la mayor parte de la culpa del declive de Deep Purple es culpa de Ian Gillan, el cual tras la salida de Ritchie Blackmore, asumió paulatinamente el control de la banda hasta convertirlos en una parodia de sí mismos, entre otras cosas por la mala selección de Michael Bradford como productor e ingeniero de sus últimos discos…

Sin embargo, el camino se enmendó: tras una exagerada e incomprensible gira que los llevó a recorrer el mundo durante años, no siempre con auditorios llenos, al parecer alguien les dio un buen consejo que Gillan supo asumir con humildad y decidieron entrar al estudio a grabar un nuevo álbum bajo la experimentada producción de Bob Ezrin: creador de éxitos de artistas tan disímbolos como Aerosmith, Pink Floyd, Alice Cooper, Peter Gabriel y Hanoi Rocks…


Sobre el disco Now what!? ya ha corrido mucha tinta entre la prensa especializada y aquellos seguidores que entre webzines, foros y blogs han hablado maravillas (la mayoría) y quienes han redactado el acta de defunción de la banda…

Si bien es cierto que la actual alineación de Deep Purple está compuesta por músicos experimentados como el propio Gillan en la voz, Roger Glover al bajo, Ian Paice en la batería, Don Airey a los teclados y Steve Morse en la guitarra, finalmente fueron las que incluyeron a otros músicos en sus diferentes formaciones (hasta mediados de los años 70s), las que le dieron en estatus que de nombre el grupo mantiene como leyenda… y en estas tenemos a Rod Evans, Glenn Hughes, David Coverdale, el malogrado Tommy Bolin y los ya citados Lord y Blackmore… aunque posteriormente el mercenario Joe Lynn Turner y el virtuoso Joe Satriani aportaron su granito de arena…

Pero qué hizo Bob Ezrin para qué Deep Purple grabara un decoroso Now what!?... de entrada puso a cada uno de los cinco músicos en su lugar recordándoles que en su conjunto forman una banda, le regresó un poco de dureza a sus composiciones, proporcionó frescura a su sonido y dio algunos tintes progresivos a ciertos pasajes de algunos temas, aunque también redujo los excesos efecticistas de la guitarra Morse, dio más espacio a los teclados de Airey, le recordó a Gillan que hay una gran diferencia entre cantar y gritar y permitió a Pacie y a Glover crear un muro que proporcionara verdadero ritmo a las composiciones…

Destacan varios temas: Vincent Price (su primer sencillo), Blood From A Stone, Hell to Pay y el movidísimo First sign of madness, aunque en general el disco se puede escuchar de principio a fin sin saltarse ningún tema…

Now what!? seguramente no regresará a Deep Purple a la cima de popularidad, quizá no les lleve a vender millones de discos como antes ni producirá clásicos como el afamado Smoke on the water, sin embargo, y en caso de que por la edad de los integrantes de la banda, fuera su última producción discográfica en estudio, podrán retirarse dignamente…

No hay comentarios: