Dos días después de aplicarse la eutanasia a la francesa Anne Bert, se publica “Le tout dernier été”, libro donde narra su experiencia con la esclerosis… Apoyado por una mañosa campaña de publicidad, el escritor español Fernando Aramburu gana el Premio Nacional de Narrativa 2017 por su novela “Patria”… El colombiano Luis Miguel Rivas presenta “Era más grande el muerto”, novela ubicada en los años 80 y 90, cuando Pablo Escobar ridiculizó al Gobierno… 23 narradores de España y América celebran el centenario de Juan Rulfo con el libro "Rulfo, cien años después"… El premio Nobel de Literatura decepciona de nuevo: gana Kazuo Ishiguro, un escritor británico de corta producción literaria…

29 de mayo de 2017

Las maldiciones

1.
Las maldiciones, a veces de la mano de la brujería, han existido desde siempre. Una maldición es un conjunto de palabras que conllevan el deseo de maldad contra una persona o varias, aunque también pueden incluir la invocación de una entidad obscura, un muerto o un dios para ejecutarla.

No cualquiera sabe soltar conjuros, pero se puede maldecir con palabras o con brujería:

- en la primera se tiene el don del decreto (un deseo de maldad), otros escupen odio (la ira es energía), y unos más conocen las palabras exactas (las pronuncian milimétricamente),
- la segunda incluye realizar un conjunto de actividades con la intención de alterar la vida de alguien.

Quienes saben injuriar tienen la capacidad de destruir la vida de una persona o de generaciones completas, pues saben qué, cómo y dónde decirlo (incluyendo la hora), para que los malos deseos surtan efecto.

2.
Mi familia es especialista en eso de las maldiciones: no porque sepan decirlas, sino porque durante generaciones las hemos padecido.

Las mujeres de mi linaje materno, por ejemplo, cargan con la maldición de no casarse y las que lo lograron se divorciaron. La mayoría de mis primas vive en la soltería, más algunas encontraron la manera de evitarla: viviendo en unión libre consiguieron que el maleficio no les perjudicara y han alcanzado relaciones estables. Lo curioso es que ellas creen que el amasiato ha surgido de manera espontánea y no como una opción para evitar la castidad, pero hay algo grave: una de ellas descubrió la salación tras realizarse una Constelación familiar.

3.
Cómo saber cuándo se padece una execración? Basta con identificar si hay circunstancias negativas a lo largo de la vida que se repitan cíclicamente aún y cuando se cambie de residencia o de país, si hay aspectos o situaciones vinculados a esos hechos, si al dormir existen sueños recurrentes sobre desgracias personales, si ciertas circunstancias provocan incomodidad o si llegan pensamientos negativos ajenos a la vida cotidiana, entre otras.

Cuando se trata de maldiciones generacionales se debe considerar si los problemas individuales se replican en la descendencia (tataranieto, bisnieto, nieto e hijo) y en la familia colateral (tíos, primos y hermanos). En contraparte, conviene averiguar si algún segmento del linaje no es afectado por esas desgracias.

4.
Algunas maldiciones son inmediatas y desaparecen en el momento en que se consigue hacer el daño pedido, otras son las generacionales ya citadas y finalmente las que acompañan al afectado hasta la muerte.

En el caso de las primeras pueden ser un divorcio, accidente, pobreza, enfermedad, abortos e incluso el fallecimiento: todo lo malo que se pueda desear contra una persona a corto plazo. Sobre las segundas ya puse un ejemplo con mi familia, así que sólo agregaré que si ninguno de los afectados se entera de que padece un maleficio, siempre atribuirán su origen a cualquier motivo menos a los malos deseos de alguien.


Acerca de las terceras me remitiré a otro caso familiar. Mi abuela murió a los 78 años y durante décadas padeció lo que los médicos identificaron como “Osteítis amorfa”, la cual provocó que sus huesos (brazos, piernas y rostro), se deformaran dolorosamente al grado de que antes de morir tenía una figura amorfa que rayaba en lo grotesco.

Cierta vez le señalé a mi prima que mi abuela padecía un maleficio y por ello su deformación, me dijo que ya lo sabía, pero que no haría nada porque ella era culpable de su soltería, al cuestionarle su actitud me dio evasivas, pero ante mi insistencia comentó que nuestra antecesora tuvo problemas con la mujer que las maldijo a todas.

Su posición me pareció ridícula y poco solidaria al grado que con el tiempo perdimos contacto. A la postre intenté tratar el tema con mi abuela, pero siendo una católica recalcitrante me mandó a lavar la boca con sosa y agua bendita, pues hablar de brujerías equivalía invocar al demonio.

5.
Mi abuela murió de un infarto mientras dormía. Nos enteramos horas después, cuando el rígor mortis ya había aparecido. Entré a su recámara luego de que la autoridad extendió el certificado y descubrí que habían desaparecido las malformaciones: sus huesos estaban lisos e incluso su rostro reflejaba una expresión de indiscutible tranquilidad: las maldiciones con las que vivió parte de su vida “se esfumaron” al morir.

6.
La continuidad de maldiciones puede ser más por la inconciencia que por los malos deseos a partir del nombre que se ponga a los descendientes: bautizar hijos, nietos, bisnietos y demás con el apelativo del padre equivale a “heredarles” sus maldiciones.

Veamos: si un hombre se llama Juan López Pérez y pone su nombre a su prole, será un 66 % idéntico al suyo, aunque lo que cambie sea el apellido materno. Así, el primer hijo de Juan López Pérez se llamaría Juan López Reyes y si este sigue la tradición bautizará a su hijo (el nieto), como Juan López Gómez y así seguiría con Juan López González (el bisnieto).

Cuál es el factor común? “Juan López”, lo cual ya implica una carga espiritual terrible pues el karma de una persona es un 50% individual, 25% herencia del padre y 25% de la madre. Llamar a los hijos con su nombre minimiza el causal de la madre y aumenta el del padre, mismo que a su vez exacerba por continuación de las maldiciones.

En el caso de que sea la madre quien optara por repetir su nombre en su hija, la situación no se complica pues no hay continuidad en el nombre de pila y el apellido materno: en medio está el apellido paterno, sin embargo, si es primogénito (mujer u hombre), heredará las maldiciones del padre.

Por qué? uno, porque espiritualmente el padre es el jefe-pilar del clan (cumpla o no con su papel), y por lo mismo su cimiente marca el destino de hijos e hijas, y dos, aunque no tengan el mismo nombre, por ser primogénito(a) tiene el primer lugar de la cadena de la descendencia, lo que hace que el sucesor “deba continuar” con el karma (pasado) del clan.

En este último punto las “causas-efectos” sobre el primogénito se activarán hasta la muere del padre, pues es el heredero quien debe continuar en la búsqueda de la evolución espiritual que su antecesor dejó incompleta, pues recordemos que la transmisión de karmas es generacional e incluyen maldiciones si alguien supo decretarlas.

13 comentarios:

josekruz dijo...

Pregunta... este texto es de su autoría o es de los compartimentos que esta haciendo??

ujule rachid dijo...

no entiendo tu pregunta... compartimientos?... jeje, salvo citas textuales con escritos Rubén Cuevas, todos los textos de este blog son de nuestra autoría (ya sabes de quién, has estado en mi casa y conoces quiénes -dos- administramos este blog)... si tienes algo de qué quejarte, te pediría fueras más explicito, ya que nunca he caído en la típica actitud de muchos pseudoreligiosos que se roban el saber de los demás para hacerlos propios... es más, si tienes alguna queja o acusación directa, estoy a tus órdenes para aclararla siempre y cuando pongas la cita textal que estás insinuando... por lo demás, me ofendes...

josekruz dijo...

opsss te pregunto porque si mal no vi (introdujiste escritos de alguien que has invitado...) que, y si es así, por favor sabe disculparme.

Por que pretendía hacer preguntas, pero dado que exactamente a veces no me doy a entender... era por ahí la pregunta. Disto de ofender :P

Pregunta:
¿Una mala palabra podría acercarse o ser una maldición?
¿Si un sujeto tiene el "don" y no lo sabe y cada injurio que lanza, aunque el no vea el resultado de su escupitajo espiritual, puede andar por la vida así, sin "darse" cuenta?





ujule rachid dijo...

saludos mpangui alfonso y perdón que siga moleto: en el Blog basurero de almas sólo escribimos mi esposa y yo... si has visto a una sola persona invitada, un Tata, fue en el blog Imprenta de almas, a quien le di cabida de manera extraordinaria, no porque piense hacerlo de por vida, ni con él ni con nadie...

hubo una razón de ser para aceptar como invitado a Tata Ndoki en el blog Imprenta de almas y sólo él, yo y una tercera Curadera sabemos exactamente el motivo, un motivo que al ver publicsadfos esos textos incluían mucho más de lo que pareciera... pero ajeno a esto, me siento ofendido por tu comentario: creo que mi estilo y mis conceptos son más que claros...

sobre tus preguntas:

¿Una mala palabra podría acercarse o ser una maldición?
así es...

¿Si un sujeto tiene el "don" y no lo sabe y cada injurio que lanza, aunque el no vea el resultado de su escupitajo espiritual, puede andar por la vida así, sin "darse" cuenta?
así es, y va por la vida soltando maldiciones y haciendo mierda la vida de la gente sin darse cuenta, pero acumulando karmas a todo lo que dea, pero lo mismo pasa a quienes sabmos maldecir hasta por generaciones: nunca se debe escupir al cielo...

asé-ó

así es...

josekruz dijo...

Por favor Disculpame.
Gracias por tomarte tu tiempo a mis preguntas :)
Un abrazo.

José causa un efecto
Alfonso causa otro efecto
pero que mi mamá me diga José Alfonso, es porque esta encabronada.
:D :D :D

Anónimo dijo...

Muy Buena su pagina, le felicito.
En mi caso, quisiera preguntarle..... yo no conoci a mi padre progenitor y ni llevo sus apellidos, es más no conozco a mi otra familia y nunca me dio curiosidad por saber de ellos. Pero sin embaro desde que naci he tenido muchos problemas personales y familiares a tal grado que tuve que coronar santo con yemaya, han disminuido esos problemas porque me aleje de mi familia pero me ha costado entender y superarme dentro de la religion. Pudieran esos karmas de la familia que nunca conoci afectarme??
Saludos

ujule rachid dijo...

hola anónimo... los karmas familiares te afectan aunque no hayas conocido a tu familia... el propio nombre lo dice: "karmas familiares", cuya vinculación es completamente espiritual, de ahí que nada tiene que ver que convivas con ellos o no.

aunque hayas hecho santo (coronar osha no borra karmas individuales ni familiares), lo importante es que debes conocer cuáles son los problemas que aquejan a todo tu linaje para poder trabajar en solucionarlos...

por ejemplo, te puedo decir que los problemas que yo padezco son los mismos que padeció mi padre hasta que murió en febrero pasado, los cuales a su vez fueron determinados en mi itá de santo, y lo curioso es que si tú lees mi ita, te darás cuenta de tantas similitudes que hay entre su vida y la mía...

suerte...

Anónimo dijo...

Me dejo pensando en algo que no había caído en cuenta. Por parte de mi familia materna hay una situacion interesante, desde mi tatarabuela (que yo sepa) hasta mis hijos, no hemos tenido padre, por fallecimiento.
En el caso de mis hijos, por abandono. Pero leyendo esto me preocupe​ y me preguntó: mis hijas están condenadas a repetir el mismo patrón? O sera posible cambiar esto????

ujule rachid dijo...

hola anónimo... bueno, no me quedó claro este detalle: primero dijiste hijos y luego dijiste hijas, y cuando dijiste hijos hablaste de abandono... a quién te refieres con verse afectados?

hubiera esperado que en tu itá de santo te hubieran dicho algo pues Yemayá es muy maternal y siempre tiene algún mensaje para sus hijos (y los hijo de sus hijos), sin embargo, debo decirte que una de las grandes mentiras que dicen los religiosos para animar a sus ahijados a coronar santo es que al hacerse osha van a romper con todos sus karmas y maldiciones (el famoso "vuelves a nacer"), pues si hay algo que se debe cumplir en esta vida es con el destino que escogiste antes de nacer y precisamente la osha es destino...

por lo demás, y si quieres saber si sucederá lo mismo con tus hijos-hijas, te diré que se necesitaría hacer una profunda investigación espiritual, primero contigo para saber en qué parte de tu vida está el que no tengas vínculos con tu padre, y después a tus hijos-hijas para saber también en qué parte de su destino está esa relación con el progenitor...

sin embargo, te recomiendo ampliamente que no involucres a tus hijos-hijas en este tipo de investigaciones, ni tampoco en temas de la religión de los orishas, hasta que no cumplan los 28 años de edad, ya que durante la primera respiración de Orunimla (cada uno de sus ciclos dura precisamente 28 años), los hijos no están en condiciones astrales para ser iniciados en la religión ni para abrir su astral y adentrarse en sus archivos pasados...

suerte...

Anónimo dijo...

Ahora sí me desconcertó y me saco de onda su respuesta. Tal vez es que no supe explicarme.
Por parte de mi familia materna, la falta de padre ha Sido por fallecimiento, en esta generación; mis hijos no tienen padre por que nos separamos y no volvimos a saber de él. Tengo hijos e hijas, pero mi preocupación es por mis hijas ya que mis hermanos, tios y primos si están con sus hijos.
A qué va mi pregunta; mis hijas estarían expuestas a que sus hijos sufran también la falta de padre y por consiguiente, ellas no tuvieran pareja?????
Yo no he coronado santo, así que ignoro de que me habla.

ujule rachid dijo...

hola, me temo que no supiste explicarte...

son cosas diferentes: una de ellas es que la pareja se separe y el hombre se vaya y la otra que el jefe de familia fallezca... y si bien en los dos casos el padre está ausente, tendrías que revisar casos de generaciones anteriores, no sólo los inmediatos, para saber hasta dónde se repite...

por ejemplo, si no tienes padre por fallecimiento quiere decir que tus hermanos tampoco lo tienen, pero también, el que tus sobrinos tengan padre (hermanos, tíos y primos), tampoco quiere decir que en algún punto no vayan a morir en el corto plazo y dejen a tus sobrinos sin padre, pero esto tratándose de un karma de linaje...

pero recuerda que también hay karmas individuales (tratándose de ti o de ellas) y es ahí en donde posiblemente podría presentarse la ausencia de la pareja, que en este caso podría ser por separación o fallecimiento...

entiendo tu preocupación, así que mientras llega la hora de que puedan comenzar a investigar espiritualmente sobre su pasado te sugiero que investigues sobre las causas que llevan a las parejas a separarse (a nivel sociopsicológico) para que después platiques con ellas sobre el tema, porque hay una tercera razón que incide en las parejas para la separación con el hombre, ajena a las cuestiones karmáticas, y es simplemente la reproducción del comportamiento de los padres por parte de los hijos...

en este sentido es muy recomendable, entonces, que no hables mál de tu exesposo ni lo hagas culpable (aunque tengas razón y el haya sido un cabrón), por ejemplo, para que ellas no crezcan con malos conceptos relacionados con los hombres o el matrimonio...

suerte...

Anónimo dijo...

como lanzar una madicion efectiva

ujule-rachid dijo...

hay dos maneras de hacer, como dice el texto: ya sea que tengas el don de la palabra o que sepas usar las palabras adecuadas... el problema es que toda maldición que se decreta sobre alguien tiene un efecto de boomerang: se regresa a quien la dijo...