1 de julio de 2015

Ejiogbe: el bochorno religioso es opcional



para Pitic

1.
Inexplicablemente uno de los signos más detallados en el Tratado Enciclopédico de Ifa (conocido como “El libro de los Odus”), es Ejiogbe, también llamado Ogbe meyi, erróneamente citado Baba Ejiogbe…

El por qué Miguel Febles Padrón, uno de los Babalowos cubanos más famosos (y polémicos), dio tanta importancia a Ejiogbe al momento de recopilar los Odus de Ifa, en contraparte con la raquítica información que da sobre otros signos como Iwory Yeku, Odi juani o Ika Trupon, es incomprensible…

Cuenta la leyenda que Miguel se dedicó a recorrer la isla para consultar con todo aquel Babalowo que gozara de prestigio, lo que supieran de los Odus… más también dicen las malas lenguas que Febles Padrón tenía serios problemas con la bebida, que ello quedó de manifiesto durante su viaje e influyó en su recopilación…

Ningún Odu es más ni menos importante que otro, así que sea cual fuere el motivo por el cual en ocasiones hay uno sobre el cual abunda la información con respecto a otro que al que se le dediquen escasos 10 renglones, ello no debe ser obstáculo para que un buen Babalowo se remita a la compilación de Odus africanos, si es que desea ampliar su conocimiento sobre alguno de los castigados signos…

2.
Durante una larga conversación pregunté a un sabio Babalowo cuáles eran los signos de Ifa a los que más les perjudicaba la egolatría, la soberbia o la arrogancia y no dudó en citarme cuatro (incluyendo el suyo): los Ejiogbe, Ojuani, Ogbe e Irete… y al decirle que coincidentemente yo pensaba que los Ojuani con Shangó eran una mala combinación, me dio la razón, pero aclaró que es Ejiogbe el peor de todos, pues quien lo porta siempre se deja guiar por el ego y la vanidad y no por la inteligencia y el corazón…


3.
“Dos líneas paralelas que nunca se unen”, advierte Ejiogbe, lo que previene que jamás la razón y la justicia alcanzarán el equilibrio… pero no se piense mal de (Baba) Ejiogbe: en realidad su influencia depende de que quien lo porte en un itá salga Iré u Osgbo y de los cambios que adopte con humildad en su vida…

Es en iré donde en general se habla bien de este signo y de la evolución espiritual de quien lo lleve en su lerí, ya que en él se dan los viajes y negocios con beneficios económicos… marca riqueza… habla de la virtud para dedicarse a varias actividades a la vez debido a su gran capacidad de organización y reflexión… se debe respetar a los mayores… da fortaleza, estabilidad y salud… advierte sobre la necesidad de hacer iniciaciones espirituales para alcanzar el equilibrio emocional… se beneficia de las inversiones en bienes inmuebles… tiene la virtud de que la bondad, la renovación, la honestidad, la humildad, la paciencia, la tolerancia, el respeto, la sencillez y la modestia engrandecen a la persona y habla de triunfos en todos los aspectos…

Pero es en Osogbo donde la vida se puede tornar en un conflicto permanente, no sólo para quien lo tiene sino para su familia y para los que suelen cruzarse en su camino si se dedica a la práctica religiosa, ya que previene sobre enredos en cualquier situación… se tendrá la perdida de salud y estabilidad económica por falta de organización… habla de vicios, soberbia, mentiras, vanidad, jactancia, manipulación y corrupción del alma y el pensamiento que llevan a perderlo todo… es un signo de justicia y la persona puede terminar en prisión: debe evitar la mentira y el sarcasmo si no quiere tener guerras… advierte que se padece de los nervios, enfermedades, muerte prematura o se llega a la locura… se convierte en indeseable, sufre rechazo, adversidades, bochorno social y repulsión, se viven infidelidades de la esposa por falta de atención al hogar: grandes pérdidas… su conflicto se da en las contradicciones por obtener una posición física, espiritual, material y a las que a ninguna llega, ya que se vive la envidia y la arrogancia en el entorno… se debe reflexionar para entender, escuchar y aceptar las opiniones de quienes le rodean… dado que habla de la descomposición natural que afecta lo personal y espiritual, debe evitar la mentira y la deshonestidad en la práctica religiosa…

En cualquiera de los dos casos anteriores se debe consultar con Ifa sobre toda decisión que el religioso vaya a tomar para evitar las pérdidas materiales y las traiciones…

4.
Sin embargo, el problema de éste signo más que sus peculiaridades son las confusiones que se tejen alrededor de él y la mala interpretación que los religiosos de Ifa le dan porque Ejiogbe no es lo que parece:

Uno de los principales mitos es que quien lo porta está destinado a ser destacado líder, gran religiosos y persona de éxito: efectivamente Ejiogbe es “la cabeza” y está considerada la parte más importante del cuerpo humano, sí, pero también este signo previene de que uno de sus principales desafíos es precisamente controlar los pensamientos ambiguos que se generan en la parte superior del cuerpo humano (no por nada en él habla Obatalá de manera contundente), actitudes que llevan a comportarse primero de una manera y después a contradecirse (Está sentenciado por la lucha de contrarios)… 

Otra equivocación es que quien lo posee puede tener la cabeza grande debido a su inteligencia, ser alto y fuerte: para aquellos que no lo sepan una cabeza grande no habla de inteligencia, sino de malformación (Ofun), pero además uno de sus principales problemas son precisamente las cefaleas, pues al ser de estatura alta ello provoca una mayor lentitud del flujo sanguíneo precisamente a la parte superior del cuerpo: la famosa desvinculación entre la cabeza y el corazón (La mano alza más alto que la cabeza, sólo para protegerla)… 

El otro error tiene que ver con la espalda, concretamente la columna vertebral, la cual se refiere al riesgo de que todo lo que se emprenda o se consiga se venga para abajo si no tiene bases sólidas, si los compromisos son más fuertes de los que se tenga capacidad de enfrentar organizadamente y si se toman decisiones a la ligera o de manera impulsiva (Todo lo tengo, todo me falta)…


Cuántas veces nos hemos encontrado con ignorantes que afirman que con Ejiogbe hablamos del padre de todos los Odus?... si bien es cierto que es el primer signo de Ifa y en él nace la consagración de Orí, es un error mal interpretar la connotación de Baba, ya que ello hace que los Babalowos mal enterados confundan que lo hace “el padre de todos” (si se traduce Baba como papá), lo que impide ver todas sus limitaciones físicas, intelectuales y espirituales que se padecen (Amigos inseparables que se separan, la cabeza del cuerpo, la razón y la emoción)…

Otra mala interpretación es pensar que por sus cualidades llegó a ocupar el puesto de jefe ante Olofín, más esto es absolutamente falso: gracias a sus trampas, traiciones y mentiras Ejiobe reemplazó a Oyekun meyi y Ofun meyi, pero por si fuera poco la mezquindad del resto de los 16 meyis le volvieron manipulador, prepotente, mañoso, vengativo y embustero (A rey muerto, rey puesto)…

Finalmente para el ego de Ejiogbe debemos recordar que la cabeza no es única ni omnipotente: debe pasar varias pruebas difíciles en su vida antes de triunfar, sin embargo su salvación está en seguir al pie de la letra los consejos marcados por Ifá, la verdadera y única sabiduría superior (La persona que no hace sacrificio vindica al adivinador, tal y como el que ignora el consejo convierte al consejero en evidente)…

5.
Es entonces Ejiogbe un signo malo?... siempre lo he dicho: no hay signos buenos ni malos, todo depende de sus aristas positivas y negativas y del balance que se consiga entre ellas, lo cual impactará determinantemente en la vida de la persona…

Es de reconocerse que efectivamente Ejiogbe es un Odu de gran conocimiento, sabiduría, entendimiento y grandeza si se trabaja con sapiencia, pero quien lo tengan debe saber que el rival no está afuera ni es quien le rodea: amigos, ahijados, hijos, hermanos, padres y esposa (aunque el signo marca que se es desgraciado en amores ello es responsabilidad absoluta de quien lo tiene), sino que el enemigo vive dentro del propio religioso y se materializa en la falta de humildad y de paciencia para sobrellevar la vida diaria en armonía y equilibrio...

Así, el principal reto de Ejiogbe consiste en dominar su ego y no ser todo lo que deriva de él: egoísta, egocéntrico, ególatra y egotista, además de evitar el individualismo, narcisismo, vanidad, prepotencia, malicia, rencor y la impaciencia… en caso de que no aprenda a controlarse, esas debilidades le llevarán a tener permanentemente encontronazos con toda la humanidad (altercados, malos entendidos, enemistades, guerras y distanciamientos), pues recordemos que aquí nace la separación y la discordia…

Por el contrario, si la persona consigue superar estos retos, seremos afortunados de encontrarnos frente a un religioso que cumple con uno de los principales objetivos de Ifa: ser sabio y bondadoso…

Publicar un comentario