“Nouvelles de Colombie” reúne los cuentos traducidos al francés de los escritores colombianos Juan Gossaín, Juan Esteban Constaín, Juan Diego Mejía, Mauricio Vargas y Ricardo Silva… El escritor cubano Leonardo Padura fue nombrado hoy "Doctor honoris causa" por la Pontificia Universidad Católica del Perú… "En Blanco y Trocadero", una novela manuscrita que circuló clandestinamente en Cuba en los años 70 y que ahora ha sido publicada por Neo Club Ediciones, un sello del sur de la Florida… “Harry Potter”, la saga escrita por la británica J.K. Rowling cumple 20 años con siete tomos, 450 millones de ejemplares y ganancias de más de 22 mil millones de dólares por venta de libros, mercancía y películas…

25 de julio de 2016

Aura Mayombe

1.
Aún y siendo Curandero mi salud era penosa: en pleno verano usaba chamarras y bufandas, rehuía a todo lo que fuera clima artificial, dejé de ir al cine, puertas y ventanas en casa deberían estar cerradas y renuncié a entrar a tiendas de autoservicio huyendo del aire acondicionado… lo peor fue comprobar que la máxima de que “siendo un buen Curandero y ayudando al prójimo el Padre eterno lo compensaría” era una falacia…

2.
Llegamos de noche a una casa escondida en la colonia Agrícola Oriental, entramos y junto con mi padrino Curandero fuimos recibidos por una joven vestida de blanco que nos hizo pasar a una sala donde minutos después apareció un hombre alto, moreno y expresión seria… tras saludarnos pidió a mi esposa se sentara frente a lo que él llamó estera y comenzó a registrarla arrojando una cadena a la que estaban unidas rodajas de coco secas, más casi desde el inicio se volteó y me dijo…

- te tengo que consultar - así pasó más de una hora con ella y volteando a verme para repetir te tengo que consultar… cuando tocó mi turno su espanto fue grande y su sinceridad mayor…

- estás en peligro de muerte… tú eres el que está mal: tu esposa está llena de brujerías, pero tú traes a la muerte encima – advirtió - si no fuera porque eres Curandero ya estarías muerto… no me dejas más remedio que “rayarte” en Palo Mayombe si quieres seguir vivo…

Salimos de ahí sorprendidos por la exactitud de lo que describió, pero también llenos de una ingenua certeza de que con mi “Rayamiento” se solucionaría todo…

Costó trabajo reunir el dinero para la ceremonia pues nuestras tarjetas de crédito estaban saturadas por gastos médicos… cuando lo conseguimos acordamos la cita: ninguno teníamos idea de qué era rayarse y al preguntar a mi padrino Curandero su respuesta era un “no te preocupes, será nomás un rato”…

3.
Por aquella época (a sugerencia de una amiga tarotista), empecé un tratamiento con una doctora especializada en medicina cuántica, técnica que permite captar el aura a través de un complicado equipo informático, sensores y otros accesorios que determinan el tratamiento energético a seguir según la enfermedad…

Con el paso de las semanas mi esposa y yo congeniamos con la doctora y nos reveló que había estado casada con un Babalowo, más al hacerlo su aplomo se descompuso y tardó minutos en recuperarlo… si bien no hizo comentarios negativos sobre la religión de los Orishas, aclaró que vivir con un sacerdote de Ifa había sido tortuoso…

Días después le confié que iba a iniciarme en Palo Mayombe y se sinceró conmigo…

- en la medicina cuántica trabajamos con seres de luz e invocamos la energía universal – explicó – armonizamos el cuerpo físico con el astral para que no haya los desajustes que provocan las enfermedades…
- vaya… 


- pero vamos más a fondo y nos encargamos también de aquellos obstáculos que están bloqueando y hasta perjudicando el astral…
- vaya – repetí – eso no me lo habías explicado…
- es así que te hemos quitado varios muertos que eran en parte responsables de tus enfermedades – siguió – los cuales fueron enviados para perjudicarte…
- y se podían ver en tu monitor esos muertos? – la interrogué…
- sí – dijo secamente e insinuando que no iba a mostrarme nada…
- vaya – comenté sin intensión de insistir…
- sé lo que es un Rayamiento en Palo - continuó – así que te invito a reflexionar si esa iniciación podría serte útil considerando que al hacerla te alineas con un muerto, ante una Nganga, siendo que lo que más ha perjudicado tu salud son precisamente los muertos

No respondí, pero comencé a darme una idea de lo que significaba “rayarse” mientras ella iniciaba la terapia…

4.
A los pocos días, un viernes para amanecer sábado, fui jurado en Palo Mayombe al estilo africano… de hecho todas mis ceremonias de Osha e Ifa fueron realizadas en esa tradición… después estuve en cama hasta el mediodía, me levanté, me vi en el espejo y por primera vez me descubrí una mirada luminosamente muerta…

Me bañé pensando que la ducha sería dolorosa más fue lo contrario: el malestar era poco, me sentía muy bien, diferente, muerto… y un muerto siempre está tranquilo: así lo percibía y de eso se trataba…

5.
En mi siguiente sesión de medicina cuántica la doctora se dio cuenta de mi Rayamiento por los mbozos que tenía en las manos: se desconcertó por algunos instantes y su semblante se endureció, sin embargo, siguió enchufando cables a su equipo para proceder con la sesión…

En cuanto mi aura se reflejó en su monitor manifestó su asombró…

- tus chakras son perfectos! – festejó…
- vaya – dije…
- y tu aura… bueno… tienes la más hermosa que he visto en todos los años que llevo en los terrenos de la cuántica – exclamó, se quedó varios minutos observando mi astral, hizo algunos ajustes y a saber qué otras pruebas más, pero ignorándome por completo…

Se abstrajo ante el monitor hasta que una llamada a su celular la hizo levantarse y en el descuido vi mi aura en la pantalla: era de color verde y con diversas tonalidades perfectamente delimitadas alrededor de mi cuerpo…

- fue el Rayamiento – señalé cuando regresó… se me quedó viendo y en su rostro percibí confusión, no dijo nada, terminó de hacer las conexiones e inició la terapia…

Fue la última vez que asistí a consulta…

No hay comentarios: