Dos días después de aplicarse la eutanasia a la francesa Anne Bert, se publica “Le tout dernier été”, libro donde narra su experiencia con la esclerosis… Apoyado por una mañosa campaña de publicidad, el escritor español Fernando Aramburu gana el Premio Nacional de Narrativa 2017 por su novela “Patria”… El colombiano Luis Miguel Rivas presenta “Era más grande el muerto”, novela ubicada en los años 80 y 90, cuando Pablo Escobar ridiculizó al Gobierno… 23 narradores de España y América celebran el centenario de Juan Rulfo con el libro "Rulfo, cien años después"… El premio Nobel de Literatura decepciona de nuevo: gana Kazuo Ishiguro, un escritor británico de corta producción literaria…

2 de octubre de 2015

Mi vida en la Santería 34: te vendo tu Ifa, barato

1.
Al salir del Ilé de mi padrino se dejaron venir una serie de calamidades que, al consultar al pie de Orunmila, siempre resultaban brujerías de parte del que había prometido ser un guía espiritual, trabajos para los que él usaba a los Orishas…

- el problema no es que quiera asesinarnos – dije frente a la estera – sino que los Santos se prestan a ello sabiendo que lo que él pide es injusto y sus argumentos una mentira - el Babalowo levantó los hombros y tiró el epkuele para preguntar por las obras que nos permitirían, de nuevo, salvar la vida…

Tuvimos amistad durante varios años: nos ayudó y le ayudamos, nos enseñó y le enseñamos* hasta que se apoderó de él la idea de que los Babalowos deben vivir cómodamente de la religión y comenzó con las mentira, las manipulación de los oráculos y los ebboses innecesarios… y fue por su actitud que ratifiqué aquello de que “no cualquier malhechor debe ser iniciado en la Osha e Ifa”…

2.
Mi amigo (hijo de Agayu) carecía de Ilé: su vida era tan desordenada que ni siquiera tenía casa fija donde dormir… así que siempre andaba en búsqueda de un lugar para atender a sus pacientes y se prestaba a trabajar con cualquier religioso que le pagara una moneda…

Fue él quien nos presentó a un Babalowo, hijo de Eleggua, cuya mezquindad me sorprendió: pensé que la bajeza humana era sólo de políticos, militares, jerarcas católicos y policías, pero nunca imaginé que esa decadencia se acumulara en la cabeza (y corona religiosa) de un apóstol de Ifa…

Desde la primera vez que lo vi me pareció un delincuente, y aunque en algún momento aquella idea se me hizo prejuiciosa y me invadió un leve cargo de conciencia, al final tuve razón…

Cierta madrugada mi teléfono celular sonó, contesté e identifiqué la voz de mi amigo: el motivo de su llamada era solicitarnos apoyo para a una doble coronación, solté un adormilado “cuenta con nosotros” y colgué… los datos llegaron por mail el viernes y confirmé nuestra asistencia…

3.
Al Babalowo que dirigiría la obra lo conocía de lejos y la encargada de parir los santos era su esposa: ese detalle no me gustó pues les garantizaba una gran cantidad de dinero por el pago de derecho…

Los iniciados eran una pareja: él era hijo de Obatalá y ella de Shango, la joven se embarazó y él decidió hacerse cargo de todo… se casaron, pero las cosas no funcionaban: el tema no sólo era el carácter de cada uno, sino que además ella y el producto corrían peligro, así que el hijo de Eleggua propuso que ambos coronaran Osha para solventar todo

Ese día estaba inquieto (el Babalowo era amigo de uno de mis padrinos), así que antes de llegar invité a mi esposa a comer para evitar la raquítica comida que los religiosos mexicanos dan a quienes participan en un paritorio, pero tampoco deseaba que los signos que “brincaran” en el lavatorio fueran compartidos con algún indeseable… cuando llegamos alguien avisó que mi amigo no iría… todo transcurrió normal hasta que escuché decir al hijo de Eleggua a otro Babalowo hijo de Oshun:

- los signos del lavatorio ratifican lo que hablaron el último registro con Orunla y el ebboe de entrada: aunque hagan Santo se van a divorciar… la salud del bebé no corre riesgos…  
- muy bien asere – dijo el hijo de Oshun frotándose las manos y sin disimular su ambición…

4.
Mi amigo me contactó después pidiendo apoyo con obras para una ahijada… ya reunidos me confió que trabajar con el hijo de Eleggua “nos” beneficiaría pues su casa religiosa era "muy reconocida"…


Recibimos varias “invitaciones” del Babalowo para trabajar hasta altas horas de la madrugada, sin recibir cena ni pago alguno, con la aclaración de que estábamos aprendiendo secretos de religión…

Conocimos a religiosos que tenían tiempo trabajando a su lado y tuvieron confianza de contarnos los riesgos que conllevaba hacerse ceremonias con él… más estas confesiones eran contradictorias: si ellos sabían que era deshonesto por qué trabajaban con él?...

5.
Nuestro amigo nos convocó a otra coronación y de paso nos confió que a un conocido mutuo lo habían arrestado a una semana de salir del igbodun (hizo Ifa con el hijo de Eleggua), aclarando que la noticia saldría en la sección policíaca del siguiente día…

El sábado por la mañana estábamos frente a la casa donde sería la ceremonia, más no se veía a nadie, así que propuse a mi esposa compráramos los diarios para buscar la noticia… en uno de ellos la encontramos y supimos del nauseabundo motivo de su aprehensión…

6.
Un viernes mi amigo nos pidió apoyo para esa misma noche, en el Ilé de un Babalowo, donde coincidimos con varios religiosos de los cuales algunos fueron iniciados por el hijo de Eleggua y estando presente el hijo de Obatalá que se dedicaba a la compra-venta de fierro viejo…

En una conversación alguien mencionó al hijo de Eleggua y de ahí me enteré de situaciones espantosas: todos los religiosos iniciados en su casa religiosa, ya fuera en la Osha o Ifa, habían caído en desgracia… y escuché de ellos las penurias que pasaron: divorcios, muerte de familiares, abortos, encarcelamiento, desempleo, enfermedades, pobreza y hasta la adquisición de vicios…

Me intrigaron dos confesiones: una del hijo de Obatalá, cuando al poco tiempo de coronar Osha pasó a Ifa: se separó de su esposa, de la nada perdió todo su dinero, incluyendo su casa y su hermano, dedicado a la venta de autos usados, fue encarcelado tras jurarse en Ozaín…

Otra, de un Babalowo hijo de Oggun que trabajaba en la policía: el padrino le sugirió pasar a Ifa para protegerse… lo hizo (aunque nunca aprendió a trabajar religión) y a los pocos meses fue acusado y encarcelado por secuestro y extorsión: cuando se demostró su inocencia y fue liberado, se alejó del hijo de Eleggua… fue a consultarse con otro Babalowo quien le dijo que su padrino se robaba la suerte a todos los que se realizaban ceremonias con él y fue esa noche que me enteré cómo los sacerdotes de Ifa se roban el Iré durante las iniciaciones o a través de un ebboe sobre el tablero…

Una vez que los religiosos comenzaron a retirarse me quedé a solas con el hijo de Oggun, y sin dudarlo le pregunté por qué todos los que hacían Ifa con su padrino iban a la cárcel o padecían desgracias…

- cambio de cabezas – respondió sin dudar – pone la suya en la del ahijado para que le pase lo que él anda evitando…
- que lo atrape la policía – completé, el hijo de Oggun sintió y confirmé la primera impresión que tuve de su expadrino: era un delincuente…

7.
Asistimos por última vez a una ceremonia con el hijo de Eleggua: la coronación de 2 hermanas con Oshanla y Obá… ese día fuimos porque quería ver, en la práctica, cómo se roba el Iré… 
 
Llegamos tarde para sortear el lavatorio y nos pusieron a trabajar hasta que el hijo de Eleggua hizo una pausa para registrar a un paciente… mi esposa se quedó a platicar con otras Santeras y yo salí a la calle para conversar con un mayor de Ifa y un par de Santeros…


El hijo de Eleggua salió a fumar un cigarrillo, se nos acercó y me llamó para platicar aparte…

- dime Ika** hace cuánto coronaste Santo? – soltó sin más…

Me sorprendió al no saber de dónde sacó mi signo, pero le respondí para saber qué pretendía…

- no son muchos – dijo…
- los que son – comenté…
- te preguntó porque me encontré a tu padrino – aclaró – me habló de tu Itá y dijo que tras coronar Osha tenías 6 meses para pasar a Ifa…

Me dejó claro de dónde obtuvo mis signos, más ahora mí duda era qué tramaba…

- ya sobrepasaste la fecha en que debías haberlo hecho - agregó…
- es mucho dinero – dije para animarlo a explayarse al tiempo que un hijo de Shango se nos unía…
- tus signos son malos – continuó…
- los conozco – lo interrumpí, pero no se inmutó…
- … y aunque pases a Ifa de todos modos te vas a morir – escupió con placer – y no te falta mucho…
- sé cuál es mi fecha de caducidad – aclaré…
- pero con todo y lo que creas saber, no hay nada escrito – advirtió mientras pisaba la colilla – te puedes hacer Ifa conmigo y seguramente encontraré la solución para que vivas unos años más…
- cuánto me costaría? – le interrogué siguiendo su juego…
- por tratarse de ti te hago Ifa barato...

Dijo la cifra y aclaró que incluía todo el material, viajes, animales y estancia de 7 días en el Igbodú, me dio una palmada en el hombro y avisó que era hora de regresar al trabajo… mientras se alejaba contuve mi enojo, más el hijo de Shango pensó que yo estaba triste y me dijo:

- no te preocupes Ika: todos nos vamos a morir algún día…

En el coraje quise sugerirle a mi esposa nos fuéramos, pero recordé el riesgo de llevarnos el Osogbo, así que opté por tranquilizarme para no trabajar religión enojado… ya sereno decidí entrar…

8.
Una vez que llegamos a nuestra casa le dije a mi esposa que no pensaba volver a esa casa religiosa…

- te tardaste en decidirlo – dijo ella…
- ya lo había pensado, pero quise ver cómo este tipo se roba el Iré según contó el hijo de Oggun…
- y? – me inquirió…
- tal cual me lo explicó…
- valió la pena verlo? – me cuestionó percibiendo que había sucedido algo más…
- sí… y de paso ratifiqué aquello de que no entiendo por qué Orunmila permite que cualquier hijo de puta se consagrado en su nombre a sabiendas del mierdero que harán con la religión…

* como ya comenté en otro texto, nos hicimos de cierto renombre como muerteros, ya que en el medio religioso en el que nos movíamos no abundaban…
** en los círculos religiosos mexicanos es común que a las personas no se les llame por su nombre de pila: se les reconoce por su Toyale o por el Orisha que asentaron…

10 comentarios:

Omolokun dijo...

Oshas... Ashe...
Nsala malekun malekun nsala...
Mi mejores deseos para Usted y los suyos Hermano.
Una triste realidad muy vien retratada y explicada, como siempre.
Un abrazo fraterno.
Ona ire.
Awo Osafun.

ujule rachid dijo...

gracias por sus comentarios hermano, viniendo de usted son un halago... reciba un cordial saludo que le pediría hiciera extensivo a su familia de parte de mi esposa y mío...

Anónimo dijo...

Que miedo da leer todos estos relatos, llegue a este blog por casualidad y me llamaron la atencion, en menos de una semana los lei todos. Me pusieron a reflexionar, solo tengo una duda, se puede salir de la religion???

ujule rachid dijo...

hola, claro que se puede dejar la religión de los orishas, sólo hay que hacerlo correctamente... debo reconocer que desde hace varios meses, quiza ya años, tengo un texto donde menciono la manera en que uno puede dejar estas religiones de origen africano... te invito a que estés pendente para que lo leas en canto sea publicado... saludos...

Anónimo dijo...

la santeria es real? los amarres de amor por ejemplo, existen y funcionan a ciencia cierta?

nada de sugestiones casualidades etc

ujule-rachid dijo...

hola, claro que la santería es real, y existe creas o no en ella... su secreto está en saber manejar las energías que representan... los amarres funcionan, claro que sí, pero problema está en las terribles consecuencias para quien lo pide y quien lo padece...

Anónimo dijo...

hola mi nombre es julian arce piedrahita,se que no viene al caso mi pregunta pero deseo saber cuanto cuesta una misa de investigación; soy de colombia y la verdad no hay mucho donde poder hacerla, de antemano mil gracias

ujule rachid dijo...

nsala malekum julian...

acá en méxico actualmente te costaría entre 300 y 350 dóloares (entre 6000 y 7000 pesos), así que has el cambio a tu moneda local...

saludos...

Anónimo dijo...

Una misa de investigación en México tiene costo según lo cotizado que se considere el montador, esto puede ir desde 100 dólares a 200, 300 o más, el costo no determinar a la seriedad del montador ni la ética del religioso. Saludos

Anónimo dijo...

Hola. Hace tiempo leí una publicación tuya donde contabas algo parecido: que todas las personas que se juraron,consagraron, o recibieron(disculpa mi ignorancia) un santo, con cierto religioso caian en la carcel. Y que despues uno de los afectados fue a Cuba y le dijeron que era porque olvido realizar ciertos pasos durante la ceremonia. Podrias recordarme que publicacion era. La he buscado pero no la encuentro. Gracias.