“Nouvelles de Colombie” reúne los cuentos traducidos al francés de los escritores colombianos Juan Gossaín, Juan Esteban Constaín, Juan Diego Mejía, Mauricio Vargas y Ricardo Silva… El escritor cubano Leonardo Padura fue nombrado hoy "Doctor honoris causa" por la Pontificia Universidad Católica del Perú… "En Blanco y Trocadero", una novela manuscrita que circuló clandestinamente en Cuba en los años 70 y que ahora ha sido publicada por Neo Club Ediciones, un sello del sur de la Florida… “Harry Potter”, la saga escrita por la británica J.K. Rowling cumple 20 años con siete tomos, 450 millones de ejemplares y ganancias de más de 22 mil millones de dólares por venta de libros, mercancía y películas…

4 de abril de 2016

El muerto pone osbtáculos a quien lo percibe

1.
Ver, sentir y hablar a los muertos conlleva experiencias fuera de lo común (aunque algunos ególatras creen que forma parte de una “misión”), dentro de las cuales hay que mencionar un par de aspectos negativos cuando aún no se controla el don:

a) Padecer el rechazo y la burla de quienes rodean a quien los percibe, escarnio resultado de la estupidez y la ignorancia que en el fondo es un abierto miedo a lo desconocido

Esto es común sobre todo en Latinoamérica, donde los padres usan el tema de los fantasmas para chantajear a sus hijos o con los niños para contar historias de sustos y sembrar el miedo entre ellos… se debe agregar que el culto a los desencarnados está arraigado en la cultura popular como la mal entendida celebración del Día de muertos

b) La impresión que provoca ver y escuchar a los muertos, créanmelo, es lo de menos…

El verdadero problema se presenta al negarse a desarrollar el don o no prevenir su bloqueo, pues tenerlo puede ser motivo de acoso por los desencarnados que, sabiendo que se cuenta con él, presionan para que se acepte ser usado como puente entre los vivos y ellos…

2.
Recién expuse que percibirlos es resultado de una habilidad cuyo origen puede estar en vidas pasadas, por lo que es necesario saber el motivo por el que se nace con él, aprender a manejarlo y evitar que nos complique la existencia...

Por qué ese don provendría de una reencarnación anterior?... quizá por la falta de una existencia espiritual evolucionada, por haber abusado de él, porque antes de nacer acordó con su Dios preferido tenerlo, en esta vida lo necesita para solventar algo, etc...

En tal sentido existen variables sobre el tema y no se debe confundir la habilidad de ver, sentir, oler y escuchar a los desencarnados (otra manera de comunicación es a través de los sueños), a ser perseguido por ellos por otros motivos… pondré un ejemplo: debo realizarme obras para quitarme muertos de encima, mínimo una vez al mes, pues Orunmila señaló que por karma siempre estaré acosado por ellos aun sabiendo tratarlos


Pese a lo anterior debemos saber que sobre nuestro don, los muertos tienen una particular opinión, en ocasiones contraria a lo que pensamos (o queremos para nuestra vida), y sobre este tema ellos rara vez aceptan razones que no sean las que ellos buscan aprovechar…

3.
Tenerlo no sólo implica aprender a vivir con él, la contraparte, los propios muertos buscan a quienes lo poseen y por ello si no se desarrolla o previene la vida de la persona se puede complicar, ya que ellos le saben útil y acosarán a quien lo tiene pues les es necesario para trascender al siguiente plano: requieren quién los escuche, a quién hacer una petición o con quién enviar mensajes a los vivos…

Es aquí en donde los muertos hostigan a la persona para que opten por ser Espiritualistas, Curanderos, Médiums, Muerteros o Espiritistas*… si se acepta la vida puede fluir sin grandes sobresaltos, pero si no se va a desarrollar, los desencarnados no lo dejarán en paz (a no ser que intervenga una tercera persona o se tomen las medidas prudentes)… 

4.
Al ser parte del destino hay un plazo individual para que se manifieste el don de interactuar con los muertos, ya sea de pequeño o adulto… pero veamos qué sucede, por ejemplo, cuando se revela siendo niños:

Los desencarnados son capaces de condicionar la vida de una persona de manera impresionante... cuando se tiene la habilidad a edad temprana pueden orillarlo a que no estudie pues mientras más letrado sea “menos creerá” en esto y él se limitará a suponerlo un fenómeno

He conocido jóvenes que conforme crecían se les dificultaba estudiar, de ahí que quienes tengan el don apenas terminen la secundaria, o en ocasiones, la preparatoria… pocos son los que terminan una licenciatura y ello, curiosamente, depende de la comprensión que tengan sus padres hacia él y del apoyo que le den para continuar su formación escolar…

Cuando la familia no proporciona sostén (espiritual), los muertos presionarán con obstáculos (falta de oportunidades laborales, accidentes, soledad, burlas y hasta vicios), para que a más tardar en la adolescencia la persona se esté desarrollando… en este sentido las bendiciones que proporcionen los padres ayudan bastante a contrarrestarlos, sobre todo la madre, pues ella está por encima de los caprichos de cualquier desencarnado…


Si bien este acorralamiento puede alcanzar grados de violencia, los desencarnados no lo hacen a la ligera pues a su vez propician el encuentro (bajo extraordinarias circunstancias), entre quien tiene el don y quién será su guía para enseñarle a desarrollarlo…

Vivir circunstancias como la anterior quiere decir que estamos a merced de los muertos?… no, pero recordemos que uno de los principios básicos de la existencia humana es el destino y estos padecimientos obedecen sin remedio a ello… podrían enumerase más escenarios sobre el acoso, pero aún quedan otro tema más importante por tratar…

5.
Irónicamente a los desencarnados les atrae “la luz” astral que provoca tener el don (algunos lo relacionan con el aura), pero es precisamente la elevación de la espiritualidad lo que puede hacer que éstos se alejen si se opta por ignorarlo: no se debe olvidar que los dones son una manera de obligarnos a evolucionar espiritualmente, de aumentar el nivel vibracional a lo largo de nuestra vida…

La decisión sobre si se trabaja una habilidad de este tipo es personal… un asunto es saber que se tiene y otro decidir no usarlo, pero es aquí donde se pueden complicar las cosas: si se opta por no hacerlo se debe tener un plan “B” que contribuya de igual manera a la evolución espiritual: esa opción es la práctica de una disciplina espiritual para que uno pueda controlarlo y a su vez alejar a los desencarnados...

El uso socorrido de talismanes, oraciones, baños de hierbas y demás protecciones es un paliativo para aquellos que deciden mantenerse al margen del contacto con el más allá, opción de la que uno termina por esclavizarse el resto de su vida…

Si es el caso contrario y la persona opta por reconocerlo y desarrollarlo, es primordial que se le sepa determinar si deberá hacerlo como Espiritualista, Muertero, Curandero, Médium o Espiritista, pues bajo ninguna circunstancia estas prácticas son lo mismo, así que se deberá poner atención con quién se consultará el afectado para que no lo manden a transitar por tierras equivocadas…

* no puede dejarse convencer de jurarse en Palo Monte sólo por tener la habilidad de ver y hablar con los muertos, ni se debe coronar Oya por motivos poco claros, pues los verdaderos Orishas muerteros son Yemaya y Olokun... tampoco debe confundirse con estar destinado a iniciar un culto a la Santa Muerte…

2 comentarios:

Omolokun dijo...

Nsala Malekun Mpangui...
Excelente artículo y muy ilustrativo.
Bendición Hermano.
y, gracias por compartir tus conocimientos.
Ona ire.
Awo Osafun.

ujule rachid dijo...

gracias mpangui, un saludo...