13 de mayo de 2018

Cómo lavarse la mano religiosa del padrino


para liliana rojas

1.
Todo iniciado en Osha e Ifa ha sentido en algún momento de su vida un sentimiento de orfandad cuando una diferencia con su padrino deja entrever un rompimiento entre ellos, lo que implicaría un alejamiento de la casa religiosa que vio nacer sus iniciaciones.

Ante el posible desamparo la mayoría opta por someterse a caprichos, arbitrariedades y hasta abusos sexuales, pues los padrinos “tienen el poder concedido por los Orishas” para salvar su vida o destruirla; otros ser sujetos a multas, majaderías, amenazas, prohibiciones y chantajes que sólo “se levantarán” hasta que el ahijado regresa a humillarse, entregue ofrendas a la corte africana del padrino, organice una comida en desagravio o pague por pretextos poco claros.

Hay otros “castigos”, pero el que más genera terror es cuando el ahijado es expulsado, se le recogen sus atributos religiosos, se le niega su Itá, queda sin opción a regresar pese a los ruegos y las lágrimas, se le prohíbe trabajar religión, se le cierran sus caminos (con brujerías y maldiciones) y se le hunde en la miseria.

Finalmente, los pocos asumen con sabiduría que llegó el momento de partir para adquirir nuevo aprendizaje, forjarse como religioso en otras condiciones, defender su dignidad y se alejan sin mayores dramas.

2.
Para el ahijado expulsado, al siguiente día apenas y se despierta lo domina no solo un sentimiento de desgracia, sino también de miedo pues sabe que pende sobre su cabeza la represalia del padrino, quien ha comenzado a azuzar a los Orishas para ejecutar una de las venganzas más estúpidas de todas las religiones paganas que existen en el mundo.

Ese miedo lleva a cometer errores que lejos de proteger su vida y continuar con su evolución espiritual, provocan mayores problemas si busca un nuevo padrino con actitud desesperada.

3.
Qué es un padrino en la Osha? es un ser humano (corriente y bastante común), que tras recibir las consagraciones pertinentes está en posición de realizar iniciaciones, dar consejos, entregar atributos y guiar a una persona en el camino de la evolución espiritual, y si bien como sacerdote puede realizar consultas y determinar obras para pacientes, aquellos que se miren con él no se convierten en sus ahijados.

Lo anterior se debe considerar al buscar un nuevo Ilé, pues no es lo mismo encontrar quién le siga atendiendo y se convierta en su padrino, que solicitar la entrega de un atributo o una iniciación, sin que se establezca una relación padrino-ahijado.

Está claro que al momento de la búsqueda se debe observar cómo el posible padrino atiende a sus ahijados, familia y pacientes, pues de esa misma manera los tratará: si algo no les convence sigan buscando y pidan a sus Orishas les lleve por el camino adecuado.

Y qué pasa con las maldiciones, obstáculos y brujerías que lanza el padrino contra el ahijado? mucho o poco, dependiendo de la experiencia del que vaya a ser su guía, pues antes de recibir al nuevo discípulo debe lavar la mano religiosa del viejo padrino.

4.
Tratándose de Aleyos: si un Aleyo enfrenta la negativa a entregársele el Itá, se le ponen trabas y se le hunde en la miseria, su nuevo Babalowo deberá lavar atributos y bañarlo con omiero, hacerle un rompimiento, darles de comer cuatro patas compartiéndolos con los suyos, sustituir Elekes e Idefá, realizarle una consulta al pie de Orunla y rogar su cabeza.

Es importante que NUNCA les digan (como requisito para ser aceptarlos en otro Ilé), que su Mano de Orunla está mal hecha, ni que debe repetirse ni parirles nuevos atributos por que los anteriores “no sirven”.

Al abordar el tema de la falta del Itá del Aleyo, el Babalowo debe hacer consulta ante Orunla planteando la situación del recién llegado para saber si está dispuesto a repetir los signos (se necesita gran pericia religiosa para esto, así que quien no la tenga ni lo intente), en caso contrario se sacarán nuevos oddus, los cuales si bien no sustituyen al Itá original, servirán de referencia y guía para el nuevo ahijado. Una vez realizada la “limpia de la mano del padrino”, todas las prohibiciones (y brujerías) decretada quedarán obsoletas.

Cuando se trata de ahijados que no encuentran casa religiosa que los cobije, se debe tener paciencia y para evitar que el expadrino le joda la vida, se pueden realizar estas obras para quitarse su mano de encima:

- deberá darse 7 baños con hierbas abre camino, espanta muerto y quita maldición y uno más con hierbabuena; si el caso lo amerita se dará tres baños con sal del mar muerto (es de color rosa), el cual se prepara con tres puños dentro de una cubeta con agua tibia.
- dejará de usar los elekes y manillas entregados en el anterior Ilé.
- para el caso del idefá se lo quitará explicando a Orunla el motivo y lo dejará en un bosque sin que se pierda ninguna de sus cuentas (si no desea deshacerse de él lo colocará ante su soperita de Orunmila y con dos velas dará la queja de lo que le hacen y hará la petición de conseguir nuevo padrino).
- si sus atributos fueron incautados, encenderá dos velas: invocará a Orunmila en un rincón limpio y tranquilo de su casa y explicará lo sucedido pidiendo le abra camino para llegar a un nuevo Ilé.
- si los conservó hará lo mismo con el idefá, pero lo colocará ante su soperita de Orunmila y con dos velas dará la queja de lo que le hacen y hará la petición de conseguir nuevo padrino.
- para que el guía deje de molestar: se buscará a un Santero, le pedirá permiso de hablar ante la sopera del Orisha tutelar de su expadrino y le dará cuenta de las mentiras con las que le volteó a los Orishas (se podrá quejar sin mentir ni exagerar ni pedirá algo malo en contra, de manera que el Orisha limpie los caminos y haga justicia).

Conseguido el padrino: la nueva entrega de los Guerreros deberá hacerse como ya se comentó al inicio de este inciso: compartiendo los animales con el Ifa de su nuevo padrino, se tomará nota de los signos que arrojen y comentarlos con él quedando claro que no van a sustituir el Itá original.

5.
Tratándose de Santeros: si se piensa abandonar la casa religiosa  y el padrino tiene sus atributos religiosos, búsquese cualquier pretexto para recuperarlos: el que nunca falla es avisar que desea llevarlos a su casa para que donde vive se “impregne” de la energía de los Orishas: no se coja pleito directo si antes no los ha recuperado. Una vez libre, tómese las cosas con calma para dar su siguiente paso en la religión.

Si las soperas le fueron decomisadas, su nueva entrega deberá realizarse durante una coronación de Osha de su mismo Orisha tutelar, se deberá tomar nota de los signos que arrojen y tratarlos con su nuevo padrino quedando claro que no van a sustituir el Itá.

Cuando en el extremo no encuentran casa que los cobije, se debe tener paciencia y para evitar que el expadrino le joda la vida, más ante cualquier inquietud se pueden realizar estas obras:

- deberá darse 7 baños con hierbas abre camino, espanta muerto y quita maldición y uno más con hierbabuena; si el caso lo amerita se dará tres baños con sal del mar muerto.
- dejará de usar los elekes, manillas, ildés, aketes, amuletos y cualquier atributo entregados en el anterior Ilé.
- para el caso del Idefá (si fue entregado en la misma casa religiosa), podrá quitárselo tras explicarle a Orunla por qué lo hace y lo colocará ante su soperita de Orunmila y con dos velas hará la petición; si le fue entregado en otro Ilé, podrá conservarlo sin problema.
- para evitar que el expadrino lo mortifique: si no conservó sus atributos se buscará a un Santero, le pedirá permiso de hablar ante la sopera del Orisha tutelar de su expadrino y le dará cuenta de sus desdichas y las mentiras con las que le volteó a los Orishas (se podrá quejar sin mentir ni exagerar ni pedirá venganza, de manera que el Orisha limpie caminos y haga justicia); si los conservó, hágase lo mimo con la sopera que corresponde al Orisha tutelar de su padrino: denle la queja.
- si conservó sus atributos y no encuentra nueva casa religiosa, él podrá lavarlos con omiero y esperar a encontrar un Ilé.
- si cuenta con sus atributos su nuevo padrino deberá lavarlos y bañarlo con omiero, hacerle un rompimiento, darles de comer cuatro patas compartiéndolos con los suyos, sustituir Elekes e Idefá, rogar su cabeza y realizarle una consulta al pie de su Orisha tutelar.

Si no desea tener padrino, pedirá a un Babalowo lave la mano religiosa del padrino, aclarando que no busca tener un nuevo guía, pero esto lo hará sólo si sabe ya consultar con obi y diloggun para que él mismo pueda resolverse cualquier problema.

6.
Ya lo he dicho: no se puede vivir con miedo dentro en la religión, los Orishas no son vengativos ni mezquinos como los humanos, y los padrinos no tienen derecho a comportarse como matones: deben ser honestos, servir de guías y recordar que también van al baño y cagan.

Si el ahijado opta por hundirse en la ansiedad y acepta la extorsión de dar una comida o dinero, tiene oportunidad de acusarlo cuando se ofrezca el pago exigido y el indignado padrino ordene pagarle a sus Santos. En el extremo, búsquese la manera de convencerlo de ofrendarle un 4 patas a su Orisha tutelar y aprovéchese para acusarlo de ser un canalla (insisto en advertir que en esta opción jamás deberán contarse mentiras) y no vuelvan a pararse por ahí.

2 comentarios:

liliana rojas dijo...

Por experiencia propia puedo decir que buscar padrino no es facil, muchos se niegan a recibir aleyos que ellos no han consagrado, yo conserve mis elekes y mi idde, sin embargo mi sopera aun no estaba completa, pues mis padrinos siempre pretestaron algun inconveniente para trerminarla, el ita nunca me lo entregaon y cuando lo reclame, me contestaron que eso nunca se le entregaba a los ahijados, despues de que tuvimos nuestras diferencias y decidi retirarme de la casa de ellos, mi suerte comenzo a cambiar, por el momento he logrado salir adelante, poco a poco se han abierto los caminos, yo lave los collares con homiero, realizare los baños y seguire en la busqueda, confiando en que los Orishas me guien por el camino correcto, como decimosen mi tierra, si ya se ha esperado lo más, se puede esperar lo menos, seguire tus consejos mientras encuentro lo que busco.

Algun día te contare todo lo que vivi con ellos y lo que he vivido despues de haber abandonado la casa que me consagro.

Gracias por tu ayuda

rachid ujule dijo...

hola liliana... un gusto tenerte por aquí: ojalá puedas contar esa experiencia... por lo demás, ten fe y recuerda: al paso de la carreta se acomodan las calabazas... saludos...